El papa emérito Benedicto XVI en Castel Gandolfo

Comparte en redes sociales

Minutos antes de que su helicóptero despegase, el Papa abandonada el apartamento en el Palacio Apostólico para dirigirse al helipuerto del Vaticano. El Pontífice fue despedido en el Patio de San Dámaso por un piquete de la Guardia Suiza y sus colaboradores de la Secretaría de Estado.

 

[Img #25459]

Después se ha subido al automóvil en el que acompañado de su secretario, Georg Ganswein, se ha dirigido al helipuerto, construido en un lateral de los Jardines Vaticanos. Lo acompañaban además su también secretario Alfred Xuereb, monseñor Leonardo Sapienza; y su médico particular, Patrizio Polisca. Georg Ganswein rompió a llorar al ir ayudar a Benedicto XVI a subirse al coche.

Desde ese vehículo, el Papa ha enviado el último tuit desde su cuenta oficial @pontifex. En él ha agradecido el amor y la cercanía de los fieles. “Gracias por vuestro amor y cercanía. Que experimentéis la alegría de tener a Cristo como el centro de vuestra vida”, ha sido el último mensaje publicado por Benedicto XVI desde esta red social. Tras este tuit, esta cuenta queda a disposición del futuro Pontífice, como ha explicado el propio portavoz vaticano, Federico Lombardi, siempre que este nuevo Papa “desee hacerlo”, dijo.

Tras despegar el helicóptero, todas las campanas de Roma comenzaron a sonar. Unos 15 minutos después, Benedicto XVI llegaba a Castel Gandolfo, a una treintena de kilómetros al sur de Roma, en cuyo palacio pontificio se alojará a partir de hoy. El helicóptero en el que viajó desde el Vaticano aterrizó en el helipuerto de la Villa Pontificia a las 17.24 horas local.

Allí fue recibido por el cardenal Giuseppe Bertello, presidente del Governatorato del Vaticano (ente que gestiona el pequeño estado, del que depende la Villa Pontificia de Castel Gandolfo), y el arzobispo Giuseppe Sciacca, secretario del Governatorato.

Asimismo, estaban presentes el obispo de Albano, diócesis a la que pertenece Castel Gandolfo, Marcello Semeraro; el director de la Villa Pontificia, Severio Petrillo; la alcaldesa del pueblo, Milvoa Monachesi, y el párroco, Pietro Diletti.

Desde el helipuerto se trasladó al palacio apostólico, desde cuyo balcón central se ha asomado a la plaza del pueblo para dirigir unas palabras a los vecinos y fieles reunidos allí para saludarle.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.