Con el terrorismo de género no se juega, por Carmina Santos

Comparte en redes sociales

Acabo
de ver un vídeo con motivo del día Internacional de la Mujer, muy
propio en estos días como prolegómeno al 8 de marzo. La red se
llena de numerosos mensajes que recibimos a través de nuestros
email, facebook, twiter, whapssapp, etc . Todos con la misma
temática, todos con el mismo objetivo. Pero realmente, nos están
sirviendo de algo, estamos realmente concienciados de combatir esta
lacra social que se ha instalado en nuestra sociedad, o simplemente
se ha llegado al punto de hacer un uso indiscriminado de la Ley de
Violencia de Género según la necesidad del individuo o partido
político?.


Recientemente
han sido las manifestaciones en el seno del Congreso realizadas por
un representante político, las que han hecho saltar las alarmas de
la posible controversia de esta Ley de Violencia de Género, de la
presencia mediática que silencia otro que, por inoportuno, pasa
desapercibido: el de los hombres maltratados, varones que son objeto
de denuncias falsas de malos tratos o que reciben de ellas maltrato
psicológico o incluso físico.


El
debate está servido y unos y otros lo aprovechan, ¿Cómo proteger a
las mujeres y castigar a los maltratadores sin llevarse por delante
todo los derechos de aquellos a quienes aún ampara la presunción de
inocencia?


Las
víctimas cantan, nadie puede negar que las mujeres siguen muriendo
como una demostración más de que la ley no sirve como tal
protección, una ley que era necesaria, que “no podía ser un
milagro”, pero que suplió a una serie de medidas dispersas e
ineficaces. Sin embargo sigue dejando víctimas mortales y víctimas
inocentes entre los hombres limpios de delito, que precisamente por
no ser delincuentes, no tienen la más mínima prevención y
conocimiento de cómo evitar pasar a formar
 parte de la lista de
maltratadores en cualquier juzgado.


Estamos
viendo como la política en España tiende a reflejar los intereses
de una casta política, que establece las normas en función de los
votos que estas medidas pueden proporcionar olvidándose de defender
los intereses de la ciudadanía.


Al
igual que se hizo un Pacto de Estado para no politizar el Terrorismo
de ETA , también el terrorismo de género necesita de la unidad
de todos los partidos
y las mujeres víctimas y demás victimas
resultantes del mismo se merecen que no se haga un uso partidista
de la Ley Integral contra la Violencia de Género, se merecen un
respeto y una Ley que no conculque los derechos fundamentales y
respete el principio básico de Igualdad entre hombres y mujeres
consagrado en nuestra Constitución.

Sin
eufemismos. Las asesinadas y demás victimas no tienen color
político.¡ Por favor ,un poco de cordura ¡.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.