EL MUSEO ROMANO TIENE QUIEN LE ESCRIBA

Comparte en redes sociales

Se presentaba en el Salón del Museo Nacional de Arte Romano, en una desapacible mañana meteorológica, un libro cuya espera ha durado dos años. La idea inicial era haberlo sacado en el 2011, dentro de las conmemoraciones que celebraban la inauguración, hacía 25 años, del edificio del nuevo Museo Romano dirigido por Rafael Moneo.

[Img #25731] Todo
el mundo en la actualidad sabe de la dificultad de sacar una
publicación patrocinada por el Ministerio de Educación Cultura y
Deporte, debido a los recortes, pero su interés documental lo ha
hecho posible. Incluso comprendían los autores, Nova Barrero Martín
y Rafael Sabido González, “la savia nueva” como los describía
José María Álvarez, que la corta tirada de sólo 500 ejemplares
era consecuencia de las circunstancias económicas en las que estamos
inmersos. Este libro que nos lleva fotográfica y documentalmente por
los diversos avatares, como si de un niño se tratara y viéramos los
diversos momentos de su vida, desde la gestación hasta la actualidad
del edificio del Museo, ha contado también con el apoyo del
departamento de documentación, en las personas de José María
Murciano y Agustín Velázquez. Porque sin duda nos frena, y coloca
ante nuestra contemplación fijándolo en nuestro recuerdo, la
evolución de una idea que se plasmó en uno de los edificios,
necesarios para la ciudad, y que juntamente con su contenido más ha
colocado el nombre de Mérida en el panorama cultural del mundo.


[Img #25732]De
modo alternativo, tras la presentación de los autores por José Mª
Álvarez Martínez, director del Museo Nacional de Arte Romano, estos
fueron mostrando el contenido del libro. Foto a foto, más vale una
imagen que mil palabras, se puede apreciar la evolución de aquella
colección de restos romanos que se mostraban en el Convento de Santa
Clara, y en los almacenes del Conventual, hasta la actualidad. No
menos interesante, y este es el motivo principal de este libro, es
seguir los pasos de la construcción del nuevo Edificio. Los
proyectos , en los que plano a plano o foto a foto, se van viendo
desde los diseños originales, las vistas aéreas del solar sobre el
que se levantaría el edificio, incluso las propias obras de
construcción o la instalación de los restos romanos en las diversas
salas. Labor ingente sin duda. Quizás la foto más deseada tras
estos años de trabajos fuera la de la inauguración, en la que el
Rey de España y el entonces Presidente de la República italiana
Francesco Cossiga cortaban la cinta.


Tras
la presentación surgieron las preguntas que muchos emeritenses se
hacen. ¿Para cuándo el comienzo de las obras de ampliación? A lo
que contestó el director del Museo, recordando la mala suerte que ha
llevado a que por diversas causas, ante los problemas económicos
actuales, se haya preferido terminar con las que ya estaban en marcha
antes que comenzar otras nuevas, por lo que la fecha es imprevisible,
aunque ya se hayan presupuestado las mismas.


[Img #25733]El
inicio de las obras del futuro Museo Visigodo, cercano al Conjunto
Monumental ; Teatro-Anfiteatro, que se levantará en el solar del
antiguo cuartel de la guardia civil y que abarcará desde el S.IV
hasta el IX y posiblemente se amplía hasta el XI, se encuentra en
unas circunstancias semejantes.


Un
libro que constituye la memoria del alma de un edificio que
constituyó uno de los grandes hitos de la ciudad, y que como todo
ser vivo, no es lo más importante su apariencia, sino lo que lo
anima y da vida, su historia y su contenido.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.