¿SOMOS MASOQUISTAS POR SER REFINEROS?

Comparte en redes sociales

Hemos
pensado y hemos recapacitado infinidad de veces, sobre lo que significa la
palabra “masoquismo” y nunca hemos sido capaces de llegar a entender,
si es que los “masoquistas”, estamos más cerca o más lejos de la
realidad  que estamos viviendo y de la
sociedad  que nos rodea.   

 

El  novelista 
Sacher-Masoch  consagraba este
concepto para expresar el gozo erótico que algunas personas sienten en el dolor. 
S. Freíd, al estudiar el
problema del “masoquismo”, afirmó la existencia de una pulsión fundamental,
el instinto de muerte opuesto a  la
libido y que tendería a la destrucción 
del  propio  individuo y que aplicada al “masoquismo”
se interpretaría como una especie de castigo, que se busca en un placer considerado
como culpable.

 

            Las  personas 
masoquistas  son  las que padecen esta aberración. Pero todos nos preguntamos: ¿Es que, los que buscamos la verdad y
el equilibrio en nuestra sociedad, sin perseguir beneficios para sí, luchando y
dando la cara por conseguirlo, tenemos que ser forzosamente masoquistas?. Esto parece ser muy triste.

 

            ¿Los  que pelean desinteresadamente por conseguir
resultados positivos para la sociedad que les rodea, sin importarles los “comentarios
facinerosos”
en su contra,
tienen que ser masoquistas por necesidad?.  Si esto es así, deberíamos empezar ya, por
considerarnos “masoquistas”, todos los 
que pretendiendo y defendiendo los intereses de la mayoría sin más;
estamos siendo insultados, vilipendiados, ultrajados, denigrados, maldecidos,
maltratados, ofendidos, injuriados, agraviados, y no sé cuantos más  “ados…,  podríamos 
aumentar;  porque  lo  que  nos está pasando a muchos de los que  defendemos a capa y espada  la dichosa Refinería de Balboa, no se puede
considerar de otra manera, más que de esta.  ¡Seguramente los que insultan, son los
acertados y los sensatos y discretos los equivocados!.  Es probable, pero eso ya
lo veremos.

           

Y la
cuestión, no es más que esa:  Que algunos pensamos que éste, es un asunto
que debemos defender contra viento y marea, porque nos parece bueno para
Extremadura y en cambio a los que no les parece tan bueno (que es muy
respetable), nadie les dice nada, ni los insulta y sin embargo ellos mismos se
beatifican. 

 

Existen  muchos 
que  se callan, que no dicen nada,
que no se quieren comprometer, pero que al final estarán a favor de los que
consideramos que esto es bueno.
Probablemente, los que peleamos por el “SI”
abiertamente, es que estamos nadando contra corriente; pero esto nos
tranquiliza y congratula, ya que los peces que nadan contra corriente, suelen
ser los más fuertes y los más valientes.
       

 

Respetamos
abiertamente a los que no están de acuerdo con citadas empresas y que puedan
hacer “Plataformas del NO”, que realicen mesas redondas, que den conferencias
y charlas informativas en los distintos Centros culturales de las ciudades
protagonistas y hasta que realicen manifestaciones a las puertas de la
Presidencia de la Junta de Extremadura (sin respeto ninguno al Gobierno de la
Nación) y hasta aéreas, no permitidas en días y en actos especiales  y 
marchas por carretera, para hacerse notar; etc., etc.,

 

                   

Pero  los 
que pensamos que “SI” deben
montarse esas empresas -que también tenemos nuestros derechos, para  manifestarnos 
como  nos dé la gana-, sin tener
necesidad de ser insultados cada dos por tres, ni esconder intereses oscuros
como dicen los más viperinos, o ser obligatoriamente  seguidores 
de  las  ideas socialistas del PSOE -porque aquí ya se
sabe-, si estabas a favor  de  las 
ideas  que  promovía la Junta de Extremadura, no había
términos medios, ya te estaban tachando 
de  “izquierdoso”,  de “rojo” y  de seguidor del  PSOE 
¡por coj!, (aunque de todo
hay en  la  Junta del 
Señor, porque  también los hay del
P.P.), en cambio a los que siguen las consignas contrarias sin saber
quien las dirige -porque no  suelen  dar la cara 
nunca-; no los puedes tachar de “inmovilistas”, por decirlo de
alguna manera fina, para no molestar a nadie; o llamarlos de otra manera más
gruesa, que  es  lo 
que  merecerían.

 

¡Vamos a
llevarnos bien! y vamos a esperar los resultados que deberán llegar en su
momento, para  saber  si 
montamos  esas  empresas o no y así saldremos todos de duda,
y veremos si al final los que prodigamos el “SI” somos masoquistas o los que defienden el “NO”, lo han sido ellos antes.  Lo importante en este tema, es la tolerancia
de unos  y de otros y nunca  las 
malas  formas, si  de verdad 
queremos  llevarnos  bien.

 


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.