El Guadiana crece

Comparte en redes sociales

Las calles que van paralelas al rio Guadiana en su paso por Mérida, estaban llenas de coches. Venían de todas partes a ver un cauce del Guadiana que proporcionaba un espectáculo que posiblemente no se repetirá nuevamente durante años.

[Img #26143]En las conversaciones de los que
se asomaban desde los muros del puente Romano se repetía, una y otra
vez, el viejo nombre popular del barrio que se encuentra junto al
río, el Bizcocho, debido a que de modo frecuente las subidas del
cauce “empapaban” casi todas las casas. 

Hacía muchos años que
no pasaba el agua bajo todos los ojos del Puente Romano y la gente se
arremolinaba junto a las orillas, en un espectáculo en cuyo paisaje
no eran ajenas las aves acuáticas. Los viandantes que días antes
habían paseado por los caminos cercanos al Puente Romano, habían
sido sustituidos por garcetas, patos y ocas. 

[Img #26144]Pero este paisaje, en el
que sobresalían solamente los árboles y las farolas, y que
convocaba a niños que arrojaban piedras al agua y a cientos de
personas que fotografiaban repetidamente un crecido Guadiana, volvía
a traer recuerdos, en las personas de cierta edad, de visiones
vividas hacía ya bastantes años , recordándoles, a los más
jóvenes, que este paisaje había sido durante gran parte de su vida
el habitual. Aunque tampoco faltaba, en las conversaciones, la
preocupación de que siguiera creciendo el nivel y los daños que
podrían producirse si siguiera lloviendo y subieran más las aguas.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.