Los diabéticos tienen tres veces más riesgo de padecer periodontitis

Comparte en redes sociales

La relación entre diabetes y enfermedad periodontal es bidireccional: la hiperglucemia de la diabetes contribuye a producir una hiper-respuesta inflamatoria frente al biofilm oral (la placa dental bacteriana) y compromete la reparación del tejido, lo que conduce a un aumento de la destrucción periodontal.

[Img #26376]

El tratamiento de la periodontitis mejora el control de la diabetes. No tratar las infecciones periodontales, además, puede afectar a la salud general de los pacientes con diabetes y, por ejemplo, aumentar la resistencia a la insulina, comprometer el control de la glucosa y contribuir al desarrollo y la progresión de las complicaciones en otros órganos (como el corazón y los riñones). 


El odontólogo y el periodoncista (dentista experto en patologías de las encías) puede adquirir un relevante papel en la detección precoz de la diabetes no diagnosticada y la prediabetes.


Durante el 24º Congreso de la Sociedad Española de Diabetes, que se está desarrollando en Sevilla hasta el sábado 13 de abril, se van a presentar las diferentes investigaciones que explican la vinculación que existe entre la enfermedad periodontal y la diabetes. Los estudios que han investigado los mecanismos subyacentes revelan que la hiperglucemia de la diabetes contribuye a producir una hiper-respuesta inflamatoria frente al biofilm oral (la placa bacteriana oral) y compromete la reparación del tejido, lo que conduce a un aumento de la destrucción periodontal. La diabetes puede aumentar la prevalencia, llegando incluso a triplicarla, en cualquier grupo de edad.


No tratar las infecciones periodontales, además, puede afectar a la salud general de los pacientes con diabetes y, por ejemplo, aumentar la resistencia a la insulina, comprometer el control de la glucosa y contribuir al desarrollo y la progresión de las complicaciones en otros órganos, como el corazón y los riñones. Informar sobre esta relación y promover, entre las personas con diabetes y los profesionales sanitarios, el necesario cuidado oral produciría grandes frutos. El odontólogo puede adquirir un relevante papel en la detección precoz de la diabetes no diagnosticada y la prediabetes. 


La periodontitis (infección profunda de la encía y del resto de tejidos que sujetan el diente) es la sexta complicación más frecuente entre las personas que padecen diabetes. Sin embargo, gran parte de la población, y de los pacientes con diabetes, desconocen las nefastas implicaciones que tiene la enfermedad periodontal en la aparición y desarrollo de las complicaciones asociadas a la diabetes (retinopatía, neuropatía, nefropatía, enfermedades cardiovasculares).


En los últimos años se está constatando que la asociación entre diabetes y enfermedad periodontal es bidireccional, es decir, que “no solo la diabetes aumenta el riesgo de sufrir enfermedades periodontales, sino que las enfermedades periodontales pueden afectar a la diabetes, perjudicando el control de la glucemia” explica el Dr. David Herrera, presidente electo de la Sociedad Española de Periodoncia durante el transcurso de su ponencia en el Congreso de la Sociedad Española de Diabetes.


 

Diabetes y periodontitis y su influjo recíproco


Los mecanismos que explican esta relación bidireccional son complejos. Por un lado, la existencia de problemas en las encías tienen negativas consecuencias para la personas con diabetes que tienen disminuida su respuesta frente a las infecciones. Incluso la característica pérdida de dientes que acompaña a la periodontitis avanzada, tendrá repercusiones en la dieta y, por tanto, en los importantes hábitos alimentarios que deben seguir las personas con diabetes. También la salud oral y unos dientes sanos son esenciales para mantener una adecuada imagen corporal, relación social y autoestima personal. Por tanto “un buen tratamiento y control de la periodontitis facilita el control de la diabetes, disminuyendo el riesgo de complicaciones derivadas de la misma, y mejora la calidad de vida de las personas con diabetes” afirma el Dr. Alfonso López Alba endocrino de la Fundación Hospital de Jove (Gijón).


 

¿Por qué afecta la diabetes a las enfermedades periodontales?


El aumento del azúcar en la sangre provoca en la encía una serie de cambios que facilitan el desarrollo de la enfermedad periodontal: disminuye la actividad de células de defensa y altera la vascularización de los tejidos. Estos cambios provocan una mayor susceptibilidad a la acción de las bacterias, por lo que aumenta el riesgo de infecciones. Pero, además, dificulta la capacidad de cicatrización de la encía. “Todo ello, -añade el Dr. Herrera-, provoca que la acción de las bacterias sea más agresiva en el paciente con diabetes no controlada, produciéndose mayor pérdida del hueso que soporta los dientes”.

 

¿Por qué afectan las enfermedades periodontales a la diabetes?


La periodontitis puede iniciar o aumentar la resistencia a la insulina de una manera similar a como lo hace la obesidad, favoreciendo la activación de la respuesta inmune sistémica iniciada por las citoquinas. La inflamación crónica generada por la liberación de estos mediadores de la inflamación incrementa la resistencia a la insulina y el agotamiento de la célula beta, que está además influenciada por factores ambientales, como son la escasa actividad física y una alimentación inadecuada que conducen a la obesidad.

 

¿La salud bucal predice la aparición de diabetes?


Según el informe realizado por la Fundación de la Sociedad Española de Diabetes junto con la SEPA, Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración, las visitas al dentista representan un medio muy importante y eficaz para detectar y combatir la diabetes, puesto que ayudaría a identificar precozmente a estos pacientes (muchos de los cuales no son conscientes de que padecen diabetes). Con la exploración de la boca, los dentistas tienen la oportunidad de identificar la diabetes no diagnosticada o prediabetes en pacientes odontológicos y referirles a la consulta del médico o especialista, según asegura el citado informe divulgativo. 


Durante los días 11, 12 y 13 de abril, la SED celebra el XXIV Congreso nacional que reúne en el Palacio de Exposiciones y Congresos-FIBES de Sevilla a más de 1.200 especialistas en diabetes.


Acerca de la Sociedad Española de Diabetes


La Sociedad Española de Diabetes –SED- es una organización científica multidisciplinar que agrupa a 1.800 profesionales de la medicina (endocrinos, endocrino-pediatras, médicos de familia, médicos de atención primaria, enfermeras, educadores, biólogos y otros investigadores).


Los principales objetivos de la Sociedad Española de Diabetes son: apoyar los avances en la prevención y el tratamiento de la diabetes; impulsar la investigación y la formación de los profesionales sanitarios especializados; y favorecer la generación e intercambio de conocimiento a nivel nacional e internacional con el fin de contribuir a la mejora de la esperanza y calidad de vida de los pacientes con diabetes.

 

Acerca de la diabetes


La diabetes es una enfermedad crónica que afecta al 14% de la población española y que tiene dos presentaciones clínicas principales: diabetes tipo 1, que es una enfermedad autoinmune caracterizada por la falta de producción de insulina (la hormona que regula las concentraciones de glucosa en la sangre) en el páncreas, y la de tipo 2, un trastorno metabólico en el que hay dos defectos biológicos principales: una producción deficiente de insulina y una reducción de la capacidad del cuerpo para responder a la insulina que se produce. La diabetes tipo 1 y tipo 2 se caracterizan por un aumento de las concentraciones de glucosa en sangre (hiperglucemia).


Las personas con diabetes pueden presentar complicaciones agudas (hipoglucemias y cetoacidosis) y complicaciones crónicas (retinopatía, neuropatía, nefropatía, pie diabético, enfermedad cardiovascular) que afectan a su calidad y esperanza de vida. Dichas complicaciones están relacionadas con la edad, los años de evolución de la diabetes, el grado de control metabólico y el resto de los factores de riesgo cardiovascular; así como con la calidad asistencial de la atención que se presta a estos pacientes. 


En el caso de la diabetes tipo 2, el envejecimiento de la población, el aumento progresivo de la obesidad y el estilo de vida occidental son quizás los factores que más contribuyen a su creciente prevalencia. Se asocia, además a otros factores de riesgo cardiovascular como hipertensión arterial, dislipemia y obesidad.


Para asegurar la calidad de atención médica, es fundamental una asistencia sanitaria multidisciplinaria, junto con la implicación del propio paciente en el proceso. El paciente con diabetes es atendido en las diferentes fases de la enfermedad por distintos profesionales de la salud (endocrinólogos, educadores, médicos de familia, internistas, cardiólogos, nefrólogos, enfermeros y otros sanitarios).



Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.