Firmado el protocolo para el desarrollo del Plan de Voluntariado en Cuidados Paliativos 2013

Comparte en redes sociales

El consejero de Salud y Política Social, Luis Alfonso Hernández Carrón, y 15 asociaciones y entidades sin ánimo de lucro han firmado el protocolo de actuaciones para desarrollar el Plan de Voluntariado en Cuidados Paliativos 2013, que en la actualidad cuenta con 296 voluntarios formados por el SES para atender las necesidades emocionales, sociales y espirituales del paciente y de su familia.

Extremadura es la única comunidad autónoma que cuenta con un plan de estas
características, según ha destacado el titular de la cartera sanitaria
extremeño, Luis Alfonso Hernández Carrón, momentos antes de firmar este
documento, que también ha sido suscrito por el director gerente del Servicio
Extremeño de Salud, Joaquín García Guerrero.


“Se trata de darles apoyo en el final de su vida”, ha manifestado el
consejero, que ha mostrado su gratitud a todos los voluntarios que han dado un
paso al frente para acompañar a estas personas y sus familiares. “Si hay algo
que se pueda en estos momentos reconocer es el trabajo desinteresado y que no
tiene precio para el Servicio Extremeño de Salud”, ha resaltado.


Con este plan, se da cumplimiento al Plan de Salud de Extremadura, que
establece que la medicina del siglo XXI debe tener entre sus objetivos ayudar a
los seres humanos a morir con la mejor calidad de vida posible, incluyendo un
adecuado control de síntomas y apoyo psicosocial.


Esta iniciativa se puso en marcha en el año 2006 con la participación de 10
entidades, a las que se han ido uniendo otras más para llegar en este 2013 a un
total de 15 tras la incorporación, el pasado diciembre, de la Asociación para
la Donación de la Médula Ósea de Extremadura.


EL SES FORMA A
LOS VOLUNTARIOS


En virtud del protocolo firmado, el SES se encarga de la coordinación del
Plan, así como de la formación específica de los voluntarios, quienes
complementarán la labor de los 40 profesionales que trabajan en el Programa
Regional de Cuidados Paliativos de Extremadura (PRCPEx), que en 2012 atendió a
casi seis mil pacientes.


En la actualidad, el Plan de Voluntariado cuenta con 296 personas formadas
por el SES y totalmente capacitadas para acompañar a los pacientes y sus
familias tras haber sido preparados en las áreas médica, con un acercamiento a
los cuidados paliativos y las enfermedades en las que se aplican; psicológica,
entrenándoles en habilidades sociales y de comunicación; y espiritual.


Por su parte, las asociaciones se comprometen a sensibilizar a la población
y atraer a voluntarios al ámbito de los cuidados paliativos; seleccionar y
formar a voluntarios, y mejorar la coordinación para el desarrollo de acciones
conjuntas.


ACOMPAÑAMIENTO


La misión fundamental de los voluntarios es acompañar al enfermo y a su
familia, ofreciéndoles escucha y comprensión, aunque también detectan las
necesidades del paciente y se las transmiten a los equipos de cuidados
paliativos.


Sustituir al cuidador para facilitar su descanso físico y emocional,
realizar pequeñas tareas o encargos de proximidad o facilitar actividades
lúdicas y de entretenimiento, son otras de las funciones del voluntario.


El protocolo de actuación se inicia cuando un profesional de cualquier
nivel asistencial de Extremadura detecta un paciente que necesita un
voluntario. Se lo comunica a la Coordinadora del Plan de Voluntariado en
Cuidados Paliativos, ubicada en el SES, y ésta, a su vez, contacta con las
entidades para buscar a un voluntario en función de las características y
necesidades del paciente y su familia, y se inicia el servicio.


FIRMANTES


Entre los firmantes del protocolo de actuaciones, figuran las tres diócesis
extremeñas, asociaciones oncológicas, la Asociación Regional Párkinson
Extremadura, la Asociación de Enfermos de Alzheimer y Otras Demencias Seniles
de Mérida y varias entidades de voluntariado.


En representación de todas ellas, el presidente de la Plataforma del
Voluntariado de la provincia de Badajoz, Jesús Gumiel, ha mostrado su
satisfacción por “seguir trabajando en esta buena práctica, singular e
innovadora” que demuestra cómo las ONG, junto con la Administración pública,
“pueden llevar a cabo un trabajo efectivo y riguroso”.


“La mejor valoración del plan la hacen los propios familiares de los
enfermos”, ha señalado Gumiel, para quien la “clave” de este plan es la
formación de los voluntarios así como el “calado humano” de las personas que en
él participan.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.