Yacimiento de Nertóbriga, Bien de Interés Cultural

Comparte en redes sociales

El Ejecutivo regional ha aprobado declarar el yacimiento arqueológico de Nertóbriga, en el término municipal de Fregenal de la Sierra, como Bien de Interés Cultural con categoría de Zona Arqueológica, así como concretar su delimitación y limitaciones de uso.

Aunque con dificultades de identificación, la
primera ocupación del lugar se remonta a tiempos prerromanos, deducida del
mismo nombre de la
ciudad. Nertóbriga aparece citada en las fuentes clásicas, griegas
y latinas, como una población de la Baeturia Céltica, comarca lusitana limítrofe con el
mundo turdetano y posteriormente incorporada por Roma a la provincia Bética.


En la época de César, Nertóbriga alcanzó el estatus jurídico de
municipio y sobre la meseta del cerro se asentó un importante castro amurallado
de cinco hectáreas de extensión, cuyas defensas serían sustituidas por las de
época romana que se observan en la actualidad en un excelente estado de
conservación.


Las huellas de la ocupación romana revelan el potencial que el
yacimiento atesora, basado en monumentales defensas con lienzos de murallas,
abundantes restos de cisternas y otros depósitos, evidencias de grandes
edificios públicos y de culto, así como otras dependencias de la vida cotidiana.


De las últimas intervenciones destacan, por su monumentalidad y
trascendencia arqueológica, los hallazgos relacionados con los restos de un
gran edificio dotado de un podio de más de tres metros de altura, que sostenía
dos templos gemelos de finales del siglo I a C.


En las últimas campañas de excavaciones se confirma la dilatada
secuencia de ocupación del sitio hasta bien entrada la Edad Media, como la
necrópolis islámica parcialmente excavada en una de las laderas del cerro, y
parece probable que la última presencia estable de Nertóbriga, en el siglo XII,
se corresponde con la ocupación almohade, conquistada por los caballeros de la
Orden del Temple.


La importancia histórica del emplazamiento romano, tal y como han
transmitido las fuentes clásicas, tiene relación con los vestigios
arqueológicos que se conservan en instituciones museísticas extremeñas y del
resto del país, e incluso en el extranjero, que son documentos de primer orden
para el estudio de las distintas facetas de la cultura antigua, desde tiempos
prerromanos hasta la época Moderna.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.