UGT demanda la puesta en marcha de un plan de emergencia para el sector de la construcción ante la pérdida de empleos

Comparte en redes sociales

El secretario regional de Metal, Construcción y Afines de UGT, Miguel Ángel Rubio, ha demandado al Gobierno Regional y a las Diputaciones de Badajoz y Cácares la puesta en marcha de un plan de emergencia para el sector de la construcción que supondría una inversión de 200 millones de euros, y que viene motivado por la pérdida de empleos desde que se inició la crisis

[Img #27376]

Rubio
ha explicado que en la construcción se han perdido unos 30.000 empleos, pero se
trata de un sector que arrastra tras de sí al de las industrias auxiliares, y el
número de empleos indirectos que se han perdido en la región serían otros
30.000.

Por
lo que se refiere al sector de la industria se han perdido ente 6.000 y 6.500
empleos.

Por
ello, según Rubio, proponen este plan de emergencia, que contemplaría dos
acciones “de necesidad”.

La
primera iría destinada al mantenimiento de la red viaria tanto del Gobierno
Regional  con de las diputaciones, ya que
hay un deterioro en las mismas.

La
segunda se dedicaría al mantenimiento y rehabilitación con temas de
accesibilidad y eficiencia energética en edificios públicos, actuación
supondría la creación de unos 20.000 empleos directos, y además se mantendría
el tejido empresarial que se está “desmoronando”.

La
inversión,ha aclarado Rubio, no iría destinada a que los ayuntamientos hagan
las obras sino que se adjudicará a empresas para paliar el desempleo y sujetar
la caída del tejido empresarial en ambos sectores.

En
el plan se deben implicar el Gobierno regional y las dos diputaciones, ha
señalado el secretario, quien ha añadido que la de Badajoz ya se viene
ofreciendo a colaborar en un plan de empleo con el Gobierno Regional.

Sobre
la Diputación de Cáceres ha señalado que solamente ha gastado un 42% en el plan
de inversiones, y que tiene un remanente de 50 millones.

Ha
criticado la política del Gobierno Regional ya que se ha centrado en cumplir el
objetivo del déficit, cuando se podría haber llegado al 1,7% y así tener 150
millones para paliar el desempleo.

Rubio
también ha mostrado su preocupación por la “pasividad y silencio” de
las asociaciones patronales del sector, ya que con la que está cayendo están en
un silencio “total y absoluto” cuando tendrían que estar alzando la
voz ante las administraciones ante la falta de inversiones.

Por
ello ha hecho un llamamiento a la colaboración para aunar criterios y esfuerzos
en algo que debe ser de interés común.

“Nos
podemos pelear en las mesas de negociación”, ha asegurado Rubio, pero ha
añadido que a la hora de salvar el sector deben ir unidos.

Considera
Rubio que no se puede seguir “demonizando” a este sector por lo
sucedido antes de la crisis cuando era muy especulativo, y tampoco puede haber
un abandono por parte de las administraciones por falta de inversión pública.

Ha
resaltado Rubio que si en la región no se es capaz de parar la sangría del
tejido productivo, nos va a costar 4 ó 5 años más salir de la crisis que cuando
lo hagan otros.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.