Duro golpe para Raquel Sánchez Silva

Comparte en redes sociales

Raquel Sánchez Silva y Mario Biondo formaban un matrimonio aparentemente perfecto. Nada hacía presagiar el trágico final que ha conmocionado al mundo de la televisión. En la tarde de este jueves, el cámara italiano decidió quitarse la vida en el domicilio que compartía con la presentadora en Madrid y nadie, ni siquiera su entorno, entiende el porqué.

La pareja, que el mes que viene habría celebrado su primer aniversario como marido y mujer, tenía numerosos planes de futuro, como convertirse en padres o colaborar mano a mano en un nuevo proyecto televisivo.

 

Fuentes cercanas al entorno del matrimonio han confirmado que la presentadora llevaba un tiempo sometiéndose a un tratamiento de fertilidad en un centro hospitalario de la capital. Además, este medio ha podido constatar que Raquel tenía prevista una cita con el ginecólogo este mismo viernes. Silva tenía la intención de programar el embarazo de tal forma que no le impidiese llevar a cabo proyectos laborales como la segunda edición de Acorralados, que Telecinco prepara para este otoño.

 

Raquel, de 40 años, temía que la edad supusiese un impedimento para alcanzar su sueño de convertirse en madre y por este motivo solicitó un asesoramiento médico especializado. La ilusión era compartida por su marido, tal y como confirman sus allegados: “Los dos estaban ilusionados con este nuevo proyecto de familia”.

 

Ser padres no era el único plan futuro de la pareja. Raquel y Mario habían ofrecido un nuevo programa a Mediaset, que había contado con una buena acogida por parte del equipo de producción. Se trataba de un espacio configurado a base de pequeños reportajes de cinco minutos de duración que se habrían emitido a través de Divinity, como así han confirmado a Vanitatis desde la propia cadena.

 

La temática de esos espacios de pequeño formato eran los viajes por el mundo de la pareja. La función de Mario era la de grabar y la de Raquel descubrir ante las cámaras los secretos de diversas regiones del globo. Como anticipo de la propuesta, el matrimonio mostró las grabaciones que habían realizado durante su luna de miel a lo largo de varios países asiáticos. Esos viajes supusieron sus primeros pasos como marido y mujer, pocos días después de casarse en Sicilia en junio de 2012. El proyecto habría servido como nexo profesional además de personal.

 

El destino ha impedido que estos viajes con destino televisivo se lleguen a producir. Lo mismo ha ocurrido con las vacaciones que tenían organizadas para este verano en Formentera, isla que sirvió de escenario a su amor durante las vacaciones veraniegas del año pasado, poco antes de dirigirse a Pontevedra. Desde su entorno aseguran que tenían todo previsto para disfrutar de unos días de asueto en la isla, antes de que comenzase la grabación de la segunda edición de Acorralados.

Un duro golpe para la presentadora

La muerte de Biondo a los 36 años ha supuesto una dura sorpresa para todos, especialmente para su mujer. La presentadora está atravesando uno de los momentos más duros de su vida; un mal trago que familiares y amigos intentan mitigar con su compañía. Entre los rostros conocidos que han querido arroparla este viernes en Madrid se encontraba el consejero delegado de Mediaset, Paolo Vasile, que mostró su desconcierto ante los medios por la inesperada pérdida: “Todo ha sido tan rápido, tan inesperado. No se puede decir nada, no hay nada que nos sorprenda más que la muerte a esa edad”.

 

La sorpresa también era palpable en los rostros de aquellos que recibían la llegada del cuerpo de Mario Biondo en el tanatorio de La Paz de Tres Cantos en la tarde de este viernes. Allí se despediría de él Jorge Javier Vázquez, Ana Milán, Fernando Guillén Cuervo, Tania Llasera, Eva González, Samantha Vallejo Nágera, Christian Gálvez, Macim Huerta, Belén Esteban, Ion Fiz, Bebe, Paco Arrojo, entre muchos otros. 

Tras ser sometido a la correspondiente autopsia en el Instituto Anatómico Forense de Madrid, los restos eran trasladados para que familiares y amigos pudiesen despedirse del cámara italiano que enamoró a la presentadora en Honduras, mientras ambos trabajaban en el programa Supervivientes. Su romance terminó llevándoles al altar en una idílica boda en Sicilia. Ahora, poco antes de cumplirse un año de aquella ceremonia, Raquel Sánchez Silva ha despedido a su marido acompañada en todo momento por sus seres queridos.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.