CCOO pide la dimisión del presidente de Caja Extremadura

Comparte en redes sociales

CCOO de Extremadura pedirá formalmente ante el Consejo de Administración de Caja Extremadura la dimisión de su actual presidente, Víctor Bravo, por no defender a los trabajadores de la entidad frente a las exigencias y abusos de la dirección del grupo Liberbank.

[Img #27605]Según CCOO, la
plantilla de Caja Extremadura se está viendo “sola y abandonada” por su
presidente en su lucha contra los planes de restructuración, la reducción de
salarios y jornada y el Expediente de Regulación de Empleo que pretende
acometer la empresa.


Se trata, ha
sentenciado, de u
nas medidas que se quieren imponer sin consenso y
con unos planteamientos “injustos y desmedidos” que no se corresponden con los
acuerdos que sí se han logrado en otras entidades.


Frente
a este conflicto, el presidente de Caja Extremadura ha preferido ponerse de
perfil y no implicarse en la defensa de los trabajadores extremeños,
garantizando, eso sí, que seguirá cobrando su suculento sueldo como directivo
de Liberbank”, ha criticado el sindicato.


El secretario general de CCOO de Extremadura, Julián
Carretero, ha reclamado personalmente la dimisión inmediata de Víctor Bravo
porque “un presidente de una entidad financiera de estas características
debe estar principalmente al frente en la defensa de los intereses de los
impositores y de los trabajadores, que para eso fue elegido, y, en este caso,
ni lo uno ni lo otro, se ha agarrado al cargo y a su cuantiosa paga y ha dejado
tirada a la plantilla y a los extremeños”.


La presentación formal de esta petición de dimisión
de Bravo a través del Consejo de administración de la Caja se acompaña de una
petición pública al resto de los representantes en este órgano, incluidos los
del PP y del PSOE, para que se sumen a esta exigencia.


“Un presidente de la Caja que no mira en primer
lugar por el futuro y las certidumbres que deben tener los trabajadores y la
población extremeña no merece seguir siendo presidente de la Caja; si quiere
seguir como directivo de Liberbank y su ética no se lo impide, que lo mantenga
el grupo, pero no a costa de los sacrificios de la plantilla de Caja
Extremadura”, ha subrayado Julián Carretero.


Para el sindicalista, el presidente de Caja
Extremadura está defendiendo sus propios intereses personales, su sueldo y su
posición como directivo del Banco Liberbank más que los intereses de Extremadura,
de la Caja y de los trabajadores de la entidad.


Carretero ha insistido en que Víctor Bravo no fue
elegido presidente de Caja Extremadura para esto. “Si ya fue parco en
defender los intereses extremeños y del personal en el proceso de integración
de Caja Extremadura en Liberbank, ahora raya lo inmoral al ponerse de perfil y
no mirar por los trabajadores que son los que han hecho posible y engrandecido
la Caja”, ha asegurado.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.