CARTA ABIERTA A MIGUEL CELDRÁN

Comparte en redes sociales

[Img #27631]Estimado Miguel:

He leído con atención la entrevista que te ha hecho en el Diario HOY mi paisano y buen periodista Antonio Cid. Como quiera que me citas en varias ocasiones y haces juicios de valor sobre mi persona, me vas a permitir que te conteste. Y lo haré como siempre hice contigo, con mucho más respeto del que tú me has demostrado a lo largo de tu vida política…


“Vara se va a tener que ir a casa”. No sé a qué se debe la enfermiza obsesión con que me vaya a mi casa que tenéis en vuestro partido. No os ha sido suficiente con ganar unas elecciones y necesitáis eliminarme del mapa político. Te aseguro que me iré bastante antes de lo que lo has hecho tú, porque aspiro a volver a mi profesión de médico. Pero el momento lo decidiré yo con mi partido. Y espero hacerlo después de lograr volver a gobernar, que no mandar ,como os suele gustar a vosotros.


Apelas al “ambiente en el que he vivido y a la formación que he recibido y al estatus de donde vengo” así como que acepté estar en política por un compromiso de amistad con Ibarra y que eso ya se ha pasado.  Lo del ambiente, la formación y el estatus lo dice todo y te define. A pesar de lo que dice el responsable de los 70.000 parados más sobre la muerte de las ideologías, demuestra que no es verdad y que eres el mejor representante de los políticos de ambiente y estatus. Esa frase huele a naftalina.


Por si no te has enterado todavía, vine a la política con Ibarra pero no solamente por Ibarra. Soy y seré siempre su amigo y agradeceré siempre su confianza. Sigo en ella porque el 97 % de los delegados al último congreso del PSOE así lo quiso. Vine porque tengo unos valores, que nada tienen que ver con tu ambiente ni con tu estatus. Efectivamente pude tener una formación de calidad mientras mis amigos de Olivenza abandonaban la escuela prematuramente para llevar a casa algo de dinero. Hoy los hijos de aquéllos son compañeros de los míos en las aulas de la universidad. Y eso no ha sido fruto del síndrome de la amistad sino del compromiso con una sociedad más libre y más justa.


Recibe un afectuoso saludo.


Guillermo


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.