El SES alerta de la aparición de trastornos alimentarios a edades muy tempranas

Comparte en redes sociales

El director gerente del Servicio Extremeño de Salud (SES), Joaquín García, ha advertido de que los trastornos de la conducta alimentaria están apareciendo a edades muy tempranas, y ha incidido en la importancia de detectarlos y abordarlos a tiempo para evitar un importante deterioro a nivel físico, personal y familiar.

García
Guerrero ha hecho estas declaraciones en Badajoz, en la inauguración del IX
Congreso de la Asociación Española para el Estudio de los Trastornos de la
Conducta Alimentaria, un foro de periodicidad bianual que por primera vez se
celebra en la región.


En su
intervención, ha incidido en la importancia de la detección temprana porque los
últimos estudios publicados hablan de una posibilidad de cronificación de estas
patologías hasta en un 25 por ciento de los casos.


Ha explicado
que aunque Extremadura no cuenta con datos específicos de prevalencia de estos
trastornos, las guías clínicas del Sistema Nacional de Salud apuntan que existe
una prevalencia de entre el cuatro y el seis por ciento en la franja de edad
considerada de mayor riesgo, la comprendida entre los 12 a 21años.


Según ha indicado,
los trastornos de conducta alimentaria han supuesto durante mucho tiempo un
hábito relativamente normalizado en la sociedad antigua, de modo que a lo largo
de la historia se encuentran muchas culturas en las que los rituales de ayuno y
la auto inanición eran consideradas prácticas relacionadas con la virtud, la
curación de enfermedades o la religión.


De hecho, ha
indicado el director gerente del SES, muchas mujeres de los siglos XIII y XIV
son recordadas por las prácticas de ayuno extremo, lo que hoy se llamaría un
comportamiento anoréxico.


“Los
trastornos de conducta alimentaria generan una gran alarma social y son un importante
problema de salud pública que necesitan ser abordados desde diferentes
ámbitos”, ha manifestado el director gerente del SES, para quien es esencial
abordar las medidas y prácticas necesarias para prevenir la aparición de estas
patologías y tratar los ya presentes con el fin de “plantar cara a una
problemática que, en los últimos años, presenta una escala ascendente que
debemos frenar desde distintos campos”.


HÁBITOS
SALUDABLES


En esta
misión, según ha subrayado, la educación desde la infancia, desde los colegios
y desde la familia, cobran un papel fundamental para inculcar hábitos
saludables de alimentación y “comportamientos que preparen a los futuros
jóvenes para sortear la aparición de estos problemas”.


También hay
que actuar desde las instituciones sanitarias, dotándolas de herramientas que
les permitan intervenir en la aparición de síntomas que indiquen la existencia
de un trastorno de conducta alimentaria.


En este
sentido, ha recordado que Extremadura cuenta con dos unidades ambulatorias de
trastornos alimentarios, una en Badajoz y otra en Cáceres, que ayudan en el
manejo de este tipo de patologías.


También
sirven de apoyo, ha añadido, las actividades llevadas a cabo por la Asociación
en Defensa del Tratamiento de los Trastornos Alimentarios de Extremadura, “que
realiza una importante labor de ayuda a los familiares de este tipo de
pacientes para afrontar el duro camino de la recuperación de estos enfermos”.


Para
finalizar, Joaquín García ha trasladado el apoyo del Servicio Extremeño de
Salud al congreso que se celebra en la capital pacense, en el que se abordarán
los trastornos a lo largo del ciclo vital, el diagnóstico de estos trastornos,
la obesidad en el espectro de estos trastornos y la investigación en este
campo, todo ello bajo el lema “Los trastornos alimentarios y sus fronteras”.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.