Desarticulada una banda dedicada al tráfico de drogas y blanqueo de capitales en Cáceres

Comparte en redes sociales

En dos operaciones anteriores se intervino, a un “correo” de la organización, dos kilos y trescientos gramos de cocaína cuando intentaba introducirla en España en el doble fondo de una maleta, y se desmanteló un laboratorio clandestino para la elaboración de sustancia estupefaciente en Cáceres

 

 

La Policía Nacional
de Cáceres, junto a la Unidad Operativa de Vigilancia Aduanera , ha
desarticulado un grupo organizado dedicado a al blanqueo de capitales y de
tráfico ilegal de sustancias estupefacientes.

 

El delegado
del Gobierno en Extremadura, Germán López Iglesias, acompañado de la Subdelegada
en Cáceres, Jerónima Sayagués y el Comisario de Policía Luis Ochagavía, junto a
otros miembros del  Cuerpo y agentes que
han intervenido en la Operación Pardillo
– apodo con el se conoce al cabecilla de la banda – ha informado exhaustivamente
de dicha acción policial, que ha resultado muy exitosa dada la profesionalidad yc elo puestos en ello, y  que por su contenido ha sido de gran envergadura, debido
al tiempo que se ha tardado en ultimar todos los detalles en el caso, el número de
personas que han trabajado, más de quince, y la consecuencia de la
acción que es la desarticulación de un grupo, perfectamente organizado e
introducido en la sociedad,  con un alto
nivel de vida que contrastaba con sus teóricos ingresos – algunos de los  detenidos cobraban la prestación de desempleo o estaban en el paro –  y cómo actuaba el colectivo
desarticulado, con total frialdad, impunidad y organización, a base de una
férrea estructura de mando que hacía funcionar a sus pupilos sin fisuras.

 

DOCE DETENIDOS
Y NUMEROSO MATERIAL INTERVENIDO

 

 Ha sido más de un  año de trabajo en la denominada operación
“Pardillo” que  finalizó el pasado día 31
de mayo, habiendo llevado a cabo una intensa gestión en los días 29 y 30 de
mayo, en plenas ferias de Cáceres,  con
la detención de 12 personas, todas residentes den Cáceres,  como presuntos autores de un delito contra la
salud pública, blanqueo de capitales, pertenencia a organización criminal,
falsificación de moneda, delitos contra las personas y delito contra la
seguridad del tráfico.

La
investigación comenzó al tenerse conocimiento de que un  vecino de Cáceres, ya conocido por los
investigadores policiales, y con antecedentes penales, estaba liderando un
grupo de personas que había hecho del tráfico de sustancias estupefacientes su
modo de vida.

 

Dicho grupo
estaba formado por varios individuos, los cuales no desarrollaban trabajo
remunerado alguno, incluso alguno de ellos estaba cobrando la prestación por
desempleo, y sin embargo, llevaban alto un tren de vida, disponiendo de chalets
unifamiliares de alto standing, vehículos de alta gama y unos gastos en
determinados establecimientos y compras que de ninguna manera se correspondía
con su estatus social.

 

Continuando
con las investigaciones, se fue 
identificando a las personas que integraban el grupo criminal, así como
la función que cada uno de ellos tenían dentro del grupo, siempre liderados por
el “cabecilla” del mismo, que era el que cerraba los negocios, compraba la
mercancía e impartía las órdenes a seguir para la venta al por menor de la
droga, así como para blanquear el dinero obtenido por dicho negocio e ir
poniendo las propiedades adquiridas a nombre de diferentes personas del grupo,
para no levantar sospechas por el enriquecimiento obtenido por el “jefe”.

 

En una
primera actuación policial sobre el grupo criminal ahora desarticulado, se dio
el pasado año, cuando se procedió a la detención de uno de sus “correos” en el
aeropuerto de Barajas, al regresar de Venezuela con dos kilos y trescientos
gramos de cocaína que había adquirido la organización, y ser sorprendido introduciendo
la mercancía en nuestro país escondida en el doble fondo de una maleta.

 

En una
segunda fase, el pasado mes de noviembre, fueron tres las personas detenidas,
desmantelando un laboratorio, ubicado en la barriada de La Mejostilla,  para la elaboración de sustancias
estupefacientes en la ciudad de Cáceres e incautando más de un kilo y medio de
cocaína, además de varios litros de acetona y amoniaco, planchas, prensas y
otros utensilios necesarios para la confección de la misma. Los tres detenidos
han sido condenados a penas de cárcel de entre 2 y 4 años.

 

Lejos de
finalizar las investigaciones en este punto, se continuaron realizando las
gestiones necesarias para identificar a la totalidad de las personas que
formaban el grupo criminal, así como para detectar todas las posibles cuentas
bancarias, vehículos, negocios e inmuebles pertenecientes a la organización.

 

VIVIENDAS DE
LUJO, PARCELAS, CHALETS, ARMAS, TELÉFONOS, TELEVISIONES, ORDENADORES, DINERO EN METÁLICO …

 

En el curso
de las investigaciones se pudo comprobar como disponían de 2 viviendas y un
chalet en el centro de la ciudad, un apartamento en la playa de Almería, 14
parcelas en la comarca cacereña de La Vera, y una finca de 5 hectáreas en la
zona del Pradillo de Cáceres, la cual cuenta con dos chalets en su interior con
todo tipo de lujos y una piscina de grandes dimensiones. Además,  contaban con más de diez vehículos de alta
gama, así como varias motocicletas tipo KTM, dos vehículos históricos
totalmente restaurados (un Mini y un Seat 600), y una moto de agua, todo ello
adquirido con el dinero obtenido por la venta del tráfico de drogas.

 

Otras de las
actividades delictivas llevadas a cabo por el grupo criminal era pagar a
“sicarios” para pegar palizas a aquellos “clientes” que no abonaban  la mercancía, por lo que también se les imputa
un delito contra las personas.

 

Una vez
identificados todos los miembros de la organización criminal, y obtenidas todas
las pruebas e indicios necesarios para imputarles los citados delitos, se
procedió el pasado día 31 de mayo a la detención de 12 personas, todas ellas en
Cáceres y la realización de  varios
registros domiciliarios, que dieron como resultado la incautación de 20 gramos de cocaína, 30 plantas de
marihuana,  150 gramos de marihuana en
cogollos, 150 gramos de hachís en “bellotas”, 16 kilogramos de sustancia de
corte ( principalmente ácido bórico), 10.000 euros en efectivo, 6 vehículos de
alta gama, 27 teléfonos móviles, trece Televisores LED, 9 ordenadores portátiles
3 armas cortas simuladas, una escopeta de caza y una placa del CNP falsa.

 

Los doce
detenidos, la mayoría  con antecedentes policiales, y nueve de ellos
pertenecientes a una misma familia, habiendo cuatro mujeres entre ellos, fueron
trasladados hasta dependencias policiales para la tramitación del
correspondiente atestado, tras el cual fueron puestos a disposición de la
Autoridad Judicial, quien decretó el ingreso en prisión de cuatro de ellos.


Aunque la banda se da pro desarticulada, la investigación en la Operación Pardillo continúa, dado el volumen de lo incautado, las ramificaciones que presenta el caso y la cierta complejidad en la resolución del mismo. 

   


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.