Una reivindicativa Antígona S. XXI, sorprende al Gran Teatro

Comparte en redes sociales

Un buen número de espectadores disfrutó de un novedoso y ágil montaje de la original versión de la mejor tragedia de Sófocles, que I.Timón y E. del Valle supieron actualiza, insuflándole las aspiraciones pacifistas y solidarias de nuestro siglo XXI .

[Img #27881]El renovado guión rezumaba
influencias del francés
 Anouilh y
también del
  alemán Brecht, al sacar como
contraste distanciador a una orquestina circense de “los perroflautas”, cual
desenfadado coro griego, bien
  apoyando
el justo afán de Antígona en su humano deber de enterrar a su hermano “el
traidor” Polinices y en otras al tirano Creonte, un sobreactuado Chete Lera,
que apabullaba oral y corporalmente a todo el elenco.

 

Entre el discreto reparto destacan, además de la muy creíble Antígona, la
estelar actuación de una bella y expresiva Montse Díaz, y el ágil
guardián-mensajero Chema de Miguel, así como la pianista Montse Muñoz, quien
supo resaltar musicalmente las escenas claves del inicial enfrentamiento de las
dos hermanas y especialmente en el vibrante y catártico epílogo de la
protagonista, a la que después la arrullan con una tierna nana: ¡gran acierto
la música en vivo!.

 

            Alusiones críticas a todas
las guerras, pretéritas y actuales, junto con la justa defensa de los derechos
humanos , la joven Antígona, cual integrante del 15-M, denuncia los opresivos
abusos del poder, especialmente masculino, en alusión a las víctimas de género
y a las reivindicaciones de desenterrar a los muertos de las fosas comunes y
darles una digna sepultura (Ley de la Memoria Histórica), guiños
actualizadores  de un clásico que revivía
y hacía vibrar  e interpelar a los buenos
aficionados. Otro detalle actualizador es la constante presencia de la tele,
cuyo ambiguo cámara – en clara referencia al malogrado José Ouso- perseguía
servilmente al poderoso y lo proyectaba en la pantalla, que era todo el
decorad.  Con escaso atrezzo, un
vestuario y lenguaje moderno, han sabido mantener el interés de un gratamente
sorprendido público, que les premió con merecidos aplausos.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.