Nos invaden las mariposas nocturnas

Comparte en redes sociales

Las mariposas nocturnas salieron hace unos días del Norte de África y se espera que en unos cuatro días lleguen a los países Escandinavos, su destino migratorio, pasando por el territorio Peninsular.

[Img #28019]Es muy
posible, que ahora mismo, mientras está leyendo estas líneas,  esté posada en el cristal de su ventana una
polilla. En algunos sitios no acostumbrados a ver habitualmente insectos, como
Madrid, la abundancia de estas mariposas ha creado bastante alarma, quizás
muestra de ello es que la noticia más leída del periódico el País del 14 de
junio sea precisamente esta. “Una nube de
mariposas se adueña del cielo de Madrid”.
Es curioso, pero el  entomólogo Antonio Morcuende recordaba la
enorme plaga que se produjo precisamente en Cáceres cuando en el 1996 millones
de estas mariposas aparecieron en la provincia, en dirección al Norte.


Los científicos
definen a estos insectos de la siguiente manera: Mariposas de color marrón y de
entre dos y cuatro centímetros,y no son polillas, por lo que no representan
ningún peligro para la salud ni tampoco para la ropa.  Son mariposas plusia (autographa gamma). Y están
de paso


Lo del nombre
de gamma, es debido a que si las miramos con las alas cerradas, cosa que
seguramente tendrá todo el mundo ocasión de comprobar porque las encontrará en
todas partes, aparece un pequeño dibujo, que tiene gran semejanza a la letra
gamma griega [
ɣ].


Sin embargo
esta abundancia desaparecerá en muy poco tiempo, según José Jover subdirector
de Salud de Madrid, “salieron hace unos días del Norte de África  y se espera que en unos cuatro días lleguen a
los países Escandinavos, su destino migratorio”. Así pues lo que aconsejan es
que no se utilice ningún insecticida, porque no es necesario, basta, para que
salgan de la vivienda, abrir las ventanas y encender, si es de noche y no la
hay una luz fuera.


Todos los años se produce esta emigración pasando por el
territorio Peninsular, aunque no es frecuente que se produzcan grandes nubes, tal
como ocurrió en 1996. Sin embargo en esta ocasión los expertos de Medio
Ambiente dudan, si son todas provenientes de África o las abundantes lluvias
han propiciado la abundancia de ejemplares autóctonos. Porque la hembra vive
alrededor de cuatro semanas, pero deposita cerca de mil huevos en el suelo,
normalmente en lugares verdes como los huertos o zonas de regadío, de ahí, que
si bien, para el urbanita, la mariposa no constituye nada más que una ligera molestia,
las orugas  sin embargo pueden
convertirse en una plaga, y generar grandes daños para el campo
en plantaciones de berenjena, calabacín, judía,
melón, pepino o tomate.


Como la mariposa gamma puede 
reproducirse  de  tres a cuatro veces entre abril y octubre, si
las condiciones climáticas son favorables, en pocas semanas pueden aparecer millones.


Vistas
como están las cosas, casi les doy la razón a los de Medio Ambiente que afirman
que se tratan de ejemplares autóctonos. No me las imagino a tantas pasando en
patera desde el Norte de África,  pero me
parece algo muy habitual, entre  los
autóctonos españoles, que ante la crisis, se marchen hacia Alemania y los Países
del Norte. Y es que ya, se van, ¡hasta las mariposas!


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.