Pediatras extremeños participan en Cáceres en el I Encuentro de Neonatología

Comparte en redes sociales

Pediatras de los hospitales de la comunidad autónoma que atienden recién nacidos participan en el I Encuentro de Neonatología de Hospitales de Extremadura, que tiene lugar en Cáceres, coordinado por los doctores Ignacio Arroyo y la doctora Esther Piñán, de los Hospitales San Pedro de Alcántara y Mérida, respectivamente.

El objetivo del encuentro, ha explicado
Arroyo,  pasa por poner  en común experiencias y se ha elegido de
manera conjunta dos temas de actualidad, como es la patología de los niños
prematuros tardíos (los que nacen más cerca del periodo de gestación normal,
entre la semana 34 y 36), así como el único tratamiento que hay en este momento
para tratar la asfixia del recién nacido.


En cuanto a la incidencia en Extremadura, ha
explicado que en el hospital cacereño en el año 2012 fue
de un seis por ciento, dato
que bastante uniforme a nivel nacional y que  representa un porcentaje significativo de los
nacimientos.


Sobre los prematuro tardíos ha indicado que probablemente
tienen otro tipo de patología menos compleja, y en ese sentido ha acaparado
menos su atención, ya que son niños que nacen cerca del tiempo normal, no tienen
demasiado bajo peso y la mayoría tienen un pronóstico que es mucho mejor.


Sin embargo, ha añadido, actualmente sabemos
que es una población que tiene más morbilidad tanto a corto como a largo plazo,
que generan más ingr
esos
neonatales porque tienen má
s patologías y también a largo plazo tienen una peor evolución
en su desarrollo madurativo.


En
cuan
to a la accesibilidad de
los padres a las unidades nenonatales, Arroyo ha explicado que en Extremadura
hay situaciones muy distintas en cada centro, y en Cáceres han establecido un
horario de entrada de padres mucho más amplio que previamente, como un paso
hacia las puertas abiertas completas, horario de
9.00 a 21.00 horas.


Además se han adoptado también cambios
respecto a otros factor
es
importantes como son los estí
mulos sensoriales externos como luz y sonido,
y  se está mejorando la formación de los
profesionales.


En esta misma línea se está avanzando en unos
más y en otros menos, señala Arroyo, aunque también hay que tener en cuenta que
los condicionantes de cada centro

son diferentes tanto arquitectónicos como de infraestructura de
personal sanitario y hay que adaptar con esa mira de los cuidados centrados en
el desarrollo, pero probablemente haya que adaptar las condiciones específicas
de cada hospital a tomar las medidas adecuadas.


Por ello, ha añadido, es difícil tomar medidas
iguales en todos los hospitales porque las características de base son bastante
diferentes, añadiendo que la administración es consciente de esta situación y
de hecho hay varias notificaciones escritas entre las direcciones y los
servicios de pediatría a este respecto.


En cuanto a la demanda de los padres, es muy
diferente, pero según Arroyo las unidades de neonatología deben de tomar esas
medidas para implicar a los padres en ese cuidado, tanto porque para el futuro
del cuidado en sí es un beneficio, como por el beneficio en el desarrollo
afectivo y
psicológico que
eso va a suponer en el futuro.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.