Ruth Ortiz : No tengo duda de que mis hijos están en una caja de cartón

Comparte en redes sociales

Ruth Ortiz, madre de los dos menores desaparecidos en octubre de 2011 en Córdoba, ha declarado hoy en el juicio que se celebra contra su exmarido, José Bretón, acusado de dos asesinatos, que no tiene ninguna duda de que sus hijos están en una caja de cartón

[Img #28100]Ortiz ha respondido así cuando su abogada le ha preguntado si cree que los niños están en una caja de cartón y cerca de los juzgados.

La madre de los menores, que ha declarado ante el tribunal jurado durante más de dos horas, ha afirmado que meses antes de la desaparición de los menores, cuando inició los trámites de la separación, tomó conciencia de que Bretón “era una persona peligrosa”,

Ruth Ortiz ha explicado que en esos momentos “tenía miedo” por ella y por sus hijos y que dejó que Bretón se llevara a los niños a Córdoba los fines de semana por recomendación de su abogada y por el sicólogo que la trataba.

El fin de semana que desaparecieron los menores Ruth Ortiz no respondió a las llamadas de Bretón para “no decirle que seguía adelante con la separación” y esperaría al regreso de los niños a Huelva para que “no se cabreara”.

La madre de los niños ha asegurado que Bretón le dijo que le haría “un monumento en Las Quemadas”, en lugar de un mausoleo como dijo ayer su abogada, y que en ningún momento vio que su exmarido comparar bidones de gasóleo para repostar su vehículo en los viajes entre Huelva y Córdoba.

Además, Ruth Ortiz ha considerado “imposible” que los niños se perdieran en el parque donde Bretón asegura que desaparecieron, ya que el pequeño José, de 2 años, andaba “con dificultad y se caía en ocasiones”, por lo que “siempre iba de la mano” y “nunca se separaban” de su lado. Asmismo, Ruth ha asegurado que supo que no vería más a sus hijos cuando su exmarido le anunció la desaparición.

Ortiz, que está prestando declaración a escasos metros de Bretón, que permanece esposado y oculto tras una mampara para no poder ver a su exesposa, ha explicado que se enteró de la desaparición de sus hijos por su hermano y pensó en el primer momento que era “una broma”.

Entre lágrimas

La madre de los menores, que ha roto a llorar hasta tres veces recordando a sus hijos, ha contado al tribunal que sobre las 22.00 horas vio que tenía muchas llamadas desde un teléfono fijo de Córdoba y pensó que era José Bretón el que quería hablar con ella para hablar sobre su separación.

Sin embargo, minutos después recibió otra llamada de su hermano, quien le comunicó que Bretón había puesto una denuncia en Córdoba por la desaparición de sus hijos, algo que ella no creyó hasta que se personó en la comisaría de Huelva para constatar lo ocurrido.

Ruth Ortiz ha detallado que no pudo hablar con Bretón hasta las 5.00 horas del 9 de octubre y le dijo que “le había tocado a él perder a los niños y qué se le iba a hacer”, momento en el que ella supo que “no volvería a ver más” a mis hijos.

La madre de los menores ha especificado que ese mismo día puso la denuncia por malos tratos contra Bretón por recomendación de su abogada y en ese momento se dio cuenta de que “había estado conviviendo con un asesino en potencia”.

Al principio de su declaración, Ruth Ortiz, ha dejado claro que la situación de convivencia con José Bretón, el presunto asesino de sus hijos era “horrible” y que “no era cariñoso” ni con ella, ni con los niños, “ni con nadie”, a lo que agrega que ella normalizó “muchos de sus comportamientos y conductas como normal, cosa que no era y lo englobaba dentro de su forma de ser”, y justifica la separación con él en que la relación estaba “fatal, lo que llevaba no se puede calificar de vida, era totalmente infeliz”.

En respuestas a la fiscal María de los Angeles Rojas, la madre de los pequeños ha comentado que no discutía con él porque ella “no daba pie a ello” y cuando “intentaba hacerle ver algo distinto de la manera que era” a como él pensaba era “misión imposible”, de modo que intentaba “que no se enfadara”. Además, ha relatado un incidente con su hijo en el que le pegó porque no comiera y otro día en el que Bretón “salió cabreado del ginecólogo” porque iban a tener un niño y no otra niña.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.