Constituida la Comisión de Salud Ambiental

Comparte en redes sociales

Las Consejerías de Salud y Agricultura han creado una Comisión de Salud Ambiental para reforzar la coordinación en este campo.

[Img #28215]La Comisión de Salud Ambiental de Extremadura se ha constituido este lunes en
Mérida como un órgano de coordinación y asesoramiento que, entre sus funciones,
deberá evaluar la situación de la salud ambiental en la región, elaborar un
plan marco en esta materia y fomentar la formación en este campo.


El director general de Salud Pública del Servicio Extremeño de Salud (SES),
Juan Luis Cordero, y de Medio Ambiente de la Consejería de Agricultura, Enrique
Julián Fuentes, han presidido la primera reunión de esta comisión, con la que
se da cumplimiento al mandato establecido en la Ley de Salud Pública de
Extremadura.


“Cuanto mejor sea nuestro medio ambiente, mejor será la salud de los
personas”, ha manifestado este último quien, no obstante, ha aclarado que
Extremadura goza de una “alta” calidad ambiental gracias a “que tenemos una
buena calidad del aire, un bajo índice de emisiones y una gran calidad de
agua”.


Con la creación de esta Comisión, en la que están representados los
departamentos de medio ambiente y salud pública de la Administración
autonómica, se persigue “una buena coordinación, asesoramiento y buenas
prácticas ambientales”, ha explicado.


En este sentido, Juan Luis Cordero ha explicado que el progreso de la
sociedad ha conllevado innumerables beneficios, pero también “riesgos” para el
medio ambiente “ante los que debemos estar siempre en alerta”. “Hay que luchar,
coordinarse y regularse y para ello se crea la comisión”, ha manifestado.


Como ejemplos de la interrelación entre la salud pública y el medio
ambiente ha mencionado las enfermedades respiratorias asociadas al aumento de
la contaminación y las alergias.


LABOR
INSPECTORA


Según ha precisado Cordero, Extremadura cuenta con 359 abastecimientos de
agua de consumo humano, en los que se realizaron 1.162 inspecciones el año
pasado que conllevaron la determinación de unas 2.000 muestras de agua en los
laboratorios de salud pública.


A ello se suman 62 zonas de baño, en las que se realizaron 555 controles
analíticos; 536 piscinas de uso colectivo, sobre las que se llevaron a cabo
3.308 auditorías y 370 muestreos; 935 instalaciones de alto riesgo de
dispersión de la legionela, “que tenemos perfectamente controladas” gracias a
las 1.138 auditorías de evaluación de riesgo que se han realizado; 127 establecimientos
relacionados con productos químicos; y 15 establecimientos y 75 empresas de
productos biocidas.


“Considerando la concatenación de hechos que relacionan el medio ambiente y
la salud humana consideramos que vamos a mejorar el rendimiento con la comisión”,
ha subrayado el director general de Salud Pública.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.