Nueve autonomías bajarán impuestos para compensar la subida de Hacienda

Comparte en redes sociales

Extremadura y Cantabria han sido las primeras autonomías en anunciar rebajas de impuestos y tasas a nivel regional, pero no van a ser las únicas.

 La mitad de las comunidades autónomas tiene intención de bajar los impuestos o de aplicar algún tipo de incentivo o bonificación, con los que mitigar algo las dificultades que sus ciudadanos atraviesan a causa de la recesión, el paro y sobre todo las subidas de tributos a escala estatal.

Fuentes del PP confirmaron a este diario que Castilla y León está estudiando anunciar algún tipo de incentivo fiscal, del que podrían beneficiarse las empresas y ciudadanos de la región. Recientemente, el consejero de la Presidencia y portavoz, José Antonio de Santiago-Juárez incidió en que su Gobierno no iba a bajar “lo que no había subido”, al ser preguntado por la decisión del presidente extremeño, José Antonio Monago de rebajar el tramo autonómico del IRPF.

Castilla y León fue una de las once comunidades autónomas que se ajustó el año pasado al objetivo de déficit exigido del 1,5% (el agujero de sus cuentas se situó en el 1,42%). Según las mismas fuentes, el anuncio podría hacerlo mañana mismo el presidente autonómico, Juan Vicente Herrera, durante el Debate sobre el Estado de la Región, que se prolongará hasta el jueves.

Ese mismo escenario elegiría, en principio, el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán para dar a conocer las posibles bonificaciones e incentivos que prepara su región, la tercera con mayor déficit el año pasado (del 2,04%) y la segunda con la tasa de paro más elevada, del 36,87 por ciento, según la última Encuesta de Población Activa (EPA).

Mientras tanto, la Comunidad Valenciana tiene previsto aplicar varias medidas, de las que los contribuyentes de la región podrán beneficiarse a partir de la próxima campaña de la renta, la de 2013.

Así, se incrementarán entre un 30 y un 50 por ciento las actuales deducciones autonómicas en el IRPF por familia numerosa, lo que supondrá un ahorro de 1,3 millones para las mismas. A la vez, los hogares de la región con rentas medias y bajas y uno de los progenitores en paro, podrán deducirse 100 euros por cada hijo en concepto de adquisición de material escolar. La nueva deducción supondrá un ahorro de entre 3,3 y 3,5 millones para las familias valencianas.

La Xunta de Galicia eximirá del pago de Actos Jurídicos Documentados (AJD) a las nuevas empresas que adquieran un local para iniciar su actividad, y aplicará una deducción del 20 por ciento en los préstamos o cantidades empleadas para constituir una nueva sociedad. También ampliará de aquí a 2016 las bonificaciones para el fomento de la natalidad.

A la espera del CPFF

Otros Gobiernos autonómicos descartan cualquier subida de impuestos, pero esperan a conocer el margen que Hacienda les dará el año que viene, antes de mover sus cartas y anunciar cualquier rebaja. Es el caso de la Comunidad de Madrid, cuyo Ejecutivo está trabajando ya en los Presupuestos del año que viene.

Fuentes del Gobierno regional explican que no adoptarán ninguna decisión de este tipo hasta conocer el objetivo de déficit que el Ministerio les comunicará en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) de finales de julio, y hasta contar con la previsión de ingresos para el año que viene. En todo caso, sí se muestran abiertos a nuevas rebajas de impuestos o incentivos fiscales.

Madrid ya rebajó un punto el tramo autonómico en el Impuesto sobre la Renta, lo que la convierte en la región con la fiscalidad más baja junto a La Rioja. Éste es, precisamente, el argumento que esgrime el presidente riojano, Pedro Sanz, al asegurar que su autonomía “no tiene mayores posibilidades de bajada” en materia de impuestos y al incidir en que son otros Ejecutivos los que se ven en la necesidad de hacer movimientos.

Las dos regiones se encuentran entre las que despidieron 2012 con un agujero menor en sus cuentas, que fue del 1,07% en Madrid y del 1,06% en La Rioja.

El Gobierno de Aragón tampoco moverá ficha antes de conocer el techo de gasto para el próximo año. Entonces, y si Hacienda les permite cerrar con un déficit del 1,2% (desde el 1,44% del ejercicio previo), comenzarán a aplicar un plan que contempla una inversión de 83,7 millones en empleo y de 25,9 millones para el fomento de la actividad empresarial.

En Navarra no descartan anunciar algún tipo de medida fiscal, aunque en ningún caso será antes del próximo CPFF. Con un 1,35% de déficit, fue otra de las regiones cumplidoras el último año.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.