Antonio Najarro: “Esta ‘Medea’ está concebida para mover el sentimiento del espectador”

Comparte en redes sociales

A sus 38 años, el actual director del Ballet Nacional de España, Antonio Najarro, ya puede presumir de contar con una larga y exitosa trayectoria a sus espaldas. Sus primeros pasos en el mundo de la danza los dio con tan sólo 15 años. Pero sin lugar a dudas, lo que le ha dado experiencia es la creación de su propia compañía en 2002.

[Img #28517]¿Qué supone para usted dirigir ‘Medea’
para el Festival de Mérida?

 

Es uno de mis
sueños que ha aparecido. Es revivir otra vez cuando hace trece años pisé el
Festival como bailarín interpretando ‘Medea’, y ahora vengo como director con
toda la carga positiva que traigo de la compañía.

 

En
definitiva, para mí dirigir ‘Medea’ en el Teatro Romano es un sueño y un
momento muy mágico.

 

En ‘Medea’ cuenta también con la
música de la Orquesta de Extremadura, ¿qué significa para usted? ¿Cómo ha sido
el trabajo conjunto?

 

La apuesta me
parece muy acertada, porque yo pienso que en los tiempos que estamos viviendo
el contar con producto nuestro, en este caso el extremeño, me parece
maravilloso. Es algo que tenemos que hacer, sacar el máximo partido de nuestro
potencial de nuestro país en todos los aspectos, a nivel musical, a nivel de
danza…

 

Y respecto al
trabajo conjunto, he de decir que el trabajo ha sido muy complejo, porque esta ‘Medea’
tiene fusión de instrumentos flamencos con la Orquesta de Extremadura, y la
Orquesta tiene que amoldarse a estas estructuras flamencas que para ellos es
muy complicada.

 

Pero al mismo
tiempo es un trabajo muy interesante, tanto para los músicos del Ballet
Nacional como para la Orquesta.

 

¿Qué van a poder ver los espectadores
en ‘Medea’?

 

Tenemos la
garantía de que esta ‘Medea’ que se creó en 1.984 tuvo gran éxito en todas sus
representaciones. Tiene muchísima fuerza, que es la fuerza que transmite el
flamenco, y al mismo tiempo tiene muchísima sensibilidad.

 

Es una obra
muy completa a todos los niveles. A nivel musical tiene partes líricas
realmente con unas armonías maravillosas; tiene una fuerza que hacen las
percusiones flamencas, el zapateado de los bailarines, que es lo que requiere
la obra en los momentos más dramáticos.

 

La obra tiene
muchísimos registros a nivel de energía, de ritmo, de interpretación, Entonces,
el espectador desde que empieza ‘Medea’ se le están moviendo cosas interiormente
de manera continua, porque Medea, interpretada por Maribel Gallardo y Esther
Jurado, pasa de los momentos más íntimos a la pelea más visceral.

 

Yo creo que
esta ‘Medea’ está concebida para mover el sentimiento del espectador.

 

Desde que usted creó su primera
compañía, ‘Talent Danza’, ¿cómo definiría su evolución como artista?

 

Hace diez
años que creé mi compañía. Anteriormente, ya había sido primer bailarín y
coreógrafo del Ballet Nacional de España, y he tenido la gran suerte de
estudiar y de ser dirigido por los más grandes.

 

La
experiencia de mi compañía me ha ayudado muchísimo, porque yo llevaba una
compañía de 28 personas y lo hacía todo: me dedicaba a la administración, a la
prensa, a la coreografía, a los ensayos, a la puesta en escena, al vestuario…
Me dejé la vida y la piel, porque durante nueve años dedicaba trece horas
diarias a mi compañía y fue muy sacrificado, pero al mismo tiempo lo he
aprendido todo.

 

Todo esto me
ha dado un bagaje, de tal forma que a mis 35 años asumí la Dirección del Ballet
Nacional de España con una cierta tranquilidad de saber lo que es llevar una
compañía de gran formato.

 

Yo he querido
basar mi vida en aprender. Ahora mismo estoy dirigiendo el Ballet Nacional de
España y estoy aprendiendo.

 

¿Qué objetivos se marcó cuando asumió
la Dirección del Ballet Nacional de España? ¿Los ha cumplido?

 

Mis objetivos
principales eran que el Ballet Nacional sonara, se viera en el mayor número de
teatros del mundo; que el público de todo el mundo supiera que es una compañía
única en el mundo, un referente de la danza española; acercar el Ballet al
público joven; y tener a los mejores bailarines.

 

De momento,
estoy más que satisfecho. Estoy haciendo un trabajo muy personal con todos los
artistas, con todo el equipo del Ballet Nacional, un trabajo basado en la construcción
positiva, en motivar a los bailarines pero con mucho rigor.

 

No me gusta
nada la negatividad, la exigencia por la exigencia, sino que defiendo la
exigencia desde la positividad. Y yo ahora creo que el Ballet Nacional
desprende mucha positividad, mucho trabajo en equipo, y para mí eso es lo
principal.

 

Dejé de
bailar hace dos años sólo para centrarme en que estos objetivos se cumplieran,
y ahora que ya están cumplidos, puedo ya un poco centrarme también en mí como
bailarín y a lo mejor retomar el pisar los escenarios.

 

¿Cuál es el flamenco que más le
interesa? ¿Qué le transmite el flamenco?

 

Yo siempre he
dicho que el flamenco es una de las ramas de nuestra danza española. El
flamenco me encanta, pero soy un bailarín que respeta muchísimo todos los
estilos de la danza española. Por eso, en el Ballet Nacional lo que quiero es
ampliar lo máximo posible el abanico de estilos de la danza española.

 

El flamenco
que más me gusta es el que realmente me llega al corazón, ya sea por la técnica
o la interpretación.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.