Socialistas y populares abren vías para que Rajoy comparezca en septiembre por el caso Bárcenas

Comparte en redes sociales

Socialistas y populares se están pasando ‘recaditos’. Los mensajes que han empezado a cruzarse de forma tímida ambas formaciones van en el sentido de ver ‘cómo se arregla esto’.

[Img #28882]Los populares
están haciendo llegar al PSOE la idea de que no puede el ‘preso Luis Bárcenas‘ imponer la agenda
política del país, porque eso es malo para la democracia y sobre todo en la
actual situación de España. Pero también alegan que quien está moviendo los
hilos de todo este asunto es el director del diario El Mundo, Pedro José Ramírez, que está
‘utilizando al preso Bárcenas’ para poner o quitar presidentes de Gobierno, y
que eso no se puede permitir.

Es una lectura que en conversaciones privadas -y sin duda interesadas- están
dando a conocer determinados líderes populares, que coinciden con voces
similares dentro del PSOE que no están de acuerdo con que Alfredo Pérez Rubalcaba realice una
moción de censura justamente en mitad del verano.

En el PP reconocen que la moción de censura, aunque la ganará Rajoy sin
esfuerzo -para eso cuenta con mayoría absoluta y, además, puede no comparecer
siquiera-, quedará ‘tocado’, luego es mala para el PP. Pero, sensu contrario, cada vez más
sectores del PSOE entienden que no es bueno ni para el partido ni para la
imagen de Rubalcaba realizar una moción justamente en verano, cuando la mayor
parte de la gente está de vacaciones, y que, además, desestabiliza España en un
momento en el que nos jugamos la salida más rápida de la crisis económica o que
ésta se prolongue por más tiempo ante las desconfianzas que la censura tendría
en los mercados internacionales.

La cuestión está, no obstante, en que todo el Parlamento -no sólo la izquierda-
quiere que el presidente del Gobierno dé explicaciones sobre las graves
acusaciones que le ha lanzado el ‘preso Luis Bárcenas’, que -dicen en el sector
más marianistas del PP- ha sido
utilizado por el director de El Mundo, Pedro José Ramírez, para una peculiar y
personal vendetta. Así que en
los círculos marianistas -que
no en los círculos aznaristas ni
esperanzistas– quieren impedir
a toda costa que sea Pedro Jota quien imponga la agenda política no sólo de la
oposición, sino también del Gobierno.

La solución que a estos ‘cerebros’ del PP se les ha ocurrido es que, sí, de
acuerdo, que Mariano Rajoy comparezca en el Parlamento, pero que lo haga en el
mes de septiembre, y no obligado precisamente por el director de un periódico.
Ésta es la solución que se plantea de cara a la reunión de la Diputación
Permanente de la próxima semana, a la que se debería acudir con un acuerdo
entre PP y PSOE.

Para salvar el ‘honor’ de las dos partes, el acuerdo se podría sostener en el
hecho de que estamos en periodo estival y que la comparecencia se produciría
justo con se abra el periodo de sesiones. Así, Rajoy afrontaría un Pleno ad hoc
en los primeros días de septiembre.

La cuestión es saber si estos argumentos calarán sobre todo en el núcleo más
interno de Rubalcaba: al líder del PSOE no se le escapa que, dado que la moción
de censura es ‘constructiva’, es él mismo el que se somete a análisis y no
Rajoy, que incluso, si quiere, puede no asistir a esas sesiones plenarias.
Estos, y otros muy similares, son los argumentos que se están manejando para
llegar a un acuerdo que permita que se cumplan los deseos de explicaciones
sobre Bárcenas sin tener que recurrir a medidas excepcionales.

Vía Diario Crítico


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.