El estrés aumenta el riesgo de padecer diabetes

Comparte en redes sociales

Los últimos estudios confirman que la prevalencia de la diabetes está aumentando rápidamente en todo el mundo, con previsiones incluso que estiman que durante 2013 se alcanzarán los 439 millones de personas con diabetes en todo el mundo, incremento en el que tiene mucho que ver el estrés.

[Img #29096]Una significativa
y reciente investigación, ‘The Australian diabetes, obesity and lifestyle’, ha revelado
las variables biológicas y conductuales como factores de riesgo para el
desarrollo de la diabetes tipo 2 (un tipo de diabetes crónica y cuyo debut es
más común en la edad adulta).


A diferencia
de estudios anteriores, la investigación australiana presta atención al impacto
que desempeñan los factores de riesgo psicológicos, las
relaciones sociales y los factores de estrés en el desarrollo de la diabetes.


La
investigación muestra una vinculación entre el estrés y la incidencia de la diabetes,
en especial en la población femenina. Hasta la publicación de este estudio no
se había desarrollado demasiado el papel de los factores de riesgo
psicosociales en el campo de la diabetes.


El objetivo
principal de este estudio es el de analizar el impacto del estrés en el
metabolismo anormal de la glucosa. En este sentido, los resultados de la
investigación son importantes para entender mejor la contribución de las
influencias psicosociales en el aumento de la presencia  global de la
diabetes.


Este estudio examina
los efectos del estrés en el metabolismo de la glucosa y aporta datos
relevantes a partir de la observación en una muestra poblacional de 3.759 personas
con normoglucemia (niveles de glucosa en ayunas en sangre y tolerancia a la
glucosa dentro del rango de la normalidad) que en el año 1999-2000 tenían una
edad igual o superior a 25 años. La muestra fue seleccionada al azar a partir
de 42 censos de diferentes distritos australianos.


CARACTERÍSTICAS INICIALES


En los
análisis de las características iniciales, se constataron diferencias
significativas entre aquellas personas que metabolizan bien la glucosa y
aquellas que no. Según el estudio, las personas que no metabolizan bien la
glucosa suelen ser de edad avanzada y preferentemente varones.


Los hombres y
mujeres con alteraciones en el metabolismo de la glucosa cuentan con niveles
más bajos de educación, sobre todo los hombres.


Otro hecho
relevante es que las mujeres con una metabolización alterada de la glucosa padecen
altos niveles de estrés; patrón que no se sigue en el caso de los hombres.


En general, aquellas
personas que no metabolizan bien la glucosa tienen niveles más bajos de
actividad física (no muy significante en los hombres) y mayor obesidad central (obesidad
localizada alrededor del abdomen en ambos sexos). El estrés percibido y los
acontecimientos vitales estresantes están altamente correlacionados en hombres
y mujeres.


ESTRÉS-METABILIZACIÓN


En las
mujeres existe una relación entre el estrés percibido, la educación y el hecho
de padecer alteraciones en el metabolismo de la glucosa. Los investigadores
descubrieron que pasados los cinco años que duró el estudio, las mujeres con
altos niveles de estrés fueron más propensas a padecer deficiencias en el
proceso de metabolización de la glucosa. Sin embargo, en los hombres el estrés
percibido no constituyó un factor de riesgo para padecer dicha deficiencia en
el metabolismo.


Para entender
mejor los aspectos del estrés percibido que afectan al desarrollo de una
metabolización anormal de la glucosa, el estudio ha constituido el estrés
percibido en distintos factores.


En las
mujeres los factores de riesgo son la tendencia a preocuparse en exceso, la
tensión, e incluso después de cierta edad, también inciden la educación y las
conductas de salud.


No se
constató la misma relación entre hombres, las preocupaciones y la tensión no predicen
un desarrollo anormal en el metabolismo de la glucosa. Los investigadores
encontraron que en los hombres lo que incrementa notablemente el riesgo de
presentar alteraciones en el metabolismo de la glucosa eran los bajos niveles
de placer.

 

Tras el
estudio se deriva que las personas deben reconocer la importancia que juega el
estrés en la salud física general y tenerlo en cuenta como un factor tan dañino
como la obesidad, la escasa actividad física y la mala alimentación.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.