El alcohol y las drogas están detrás del 43% de los fallecidos en carretera

Comparte en redes sociales

El alcohol, las drogas y los fármacos siguen estando detrás de la mayoría de muertes que se producen en las carreteras. Así lo corroboran los últimos datos del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses (INTCF), que revela que el 47,3 por ciento de los conductores fallecidos en accidentes de tráfico analizados en 2012 dieron positivo en algunas de estas sustancias.

En los últimos diez años, España ha
liderado la reducción de muertes en carretera en relación al resto de grandes
países europeos. Esto ha sido, en parte, gracias a la reducción de las muertes
derivadas del consumo de alcohol, drogas o psicofármacos.


Sin embargo, la mejora de las cifras
relativas a este tipo de fallecimientos ha sido desigual en el tiempo, muy
intensa al principio de la década y más moderada después. Tanto es así que los
casos positivos en controles de alcoholemia descendieron de manera importante
hasta 2005 y, a partir de entonces, parecen estancarse.


El artículo ‘Conducción y alcohol: de la mejora al estancamiento’ analiza las causas de este problema, que
impide en buena medida que las cifras de siniestralidad vial en las carreteras
españolas se acerquen a las de los países europeos líderes en esta cuestión.


Para lograrlo, es necesario poner sobre la mesa medidas específicas, que
consigan dar continuidad a los buenos resultados de las campañas de
sensibilización impulsadas en los últimos años. Para ello, se propone actuar
sobre los colectivos específicos.

 

DATOS CONCRETOS


El consumo de
alcohol aislado viene a representar alrededor del 52 por ciento de los
conductores muertos que han dado positivo. Si se le añaden drogas o
psicofármacos, el alcohol está detrás del 74 por ciento de los positivos o lo
que es equivalente, el alcohol está presente en el 35 por ciento de los
conductores fallecidos en accidente de tráfico.


El consumo de
drogas, por su parte, aparece en el 12,7 por ciento de las víctimas y el uso de
fármacos psicotrópicos en el 13,5 por ciento, superando por primera vez en la
historia de las drogas.


El efecto
crisis parece hacerse patente en la sustitución de productos de precio alto,
como determinadas drogas, por otros productos que se pueden conseguir con
receta médica o que son de fácil acceso y precio relativamente bajo, como los
alcohólicos.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.