DE LAS CAJAS A LAS FUNDACIONES BANCARIAS, por Félix Pinero

Comparte en redes sociales

Ya lo advirtió en su día el consejero de Economía y Hacienda de la Junta de Extremadura, Antonio Fernández, cuando aseguró que hemos malvendido dos cajas solventes y ahora tienen que reestructurar sus plantillas, y el citado portavoz al afirmar que “los presidentes de las cajas nos torearon bien cuando comparecieron en la Asamblea”.

[Img #30338]La Ley de Cajas y Fundaciones Bancarias, finalizado el trámite de
enmiendas a la totalidad, va a comenzar su tramitación parlamentaria. Su
aprobación, prevista para antes de fin de año, daría a las cajas un plazo
máximo de un año –antes de finales de 2014– para transformarse en fundaciones
bancarias que, al igual que las ordinarias, no tendrán asamblea, comisión de
control ni consejo de administración y estarían regidas por un patronato. Es
decir, Caja Extremadura, ya integrada en Liberbank, desaparecerá como tal antes
de la citada fecha.


            La Caixa y Unicaja pretenden que una misma persona
pueda presidir la fundación y el banco filial, que la troika (BCE, FMI y
Comisión Europea)
rechaza para rebajar el poder de los
directivos y forzar su profesionalización,  y no como ocurre ahora, en que los partidos
políticos colocan como consejeros a auxiliares administrativos y personas sin
profesión conocida. (Véase la composición actual del Consejo de Caja
Extremadura publicada en la web de UPyD, con especificación de afinidades
políticas, votación a favor de los despidos y formación de sus miembros):

 [Img #30337]

            

La citada ley, que cerrará la reestructuración del sector financiero, y
que Economía estudia con la troika, lejos de apagar el fuego de la convulsión
vivida por el sector desde 2009, acrecienta la lucha por la supervivencia de los
consejeros en el patronato, mientras los empleados y clientes asisten impávidos
a los acontecimientos que se vienen sucediendo, del que resultan ser víctimas y
no beneficiarios.


            Mientras el
Expediente de Regulación Temporal de Empleo
(ERTE), alcanzado por CC OO y UGT con la
dirección continúa, IU de Extremadura estudia pedir una
comisión de investigación sobre Caja Extremadura y acusa a su
presidente de haber mentido en sede parlamentaria, porque dio “datos que
no se han correspondido con la realidad”, según el coordinador regional de
la coalición, Pedro Escobar. Ya lo advirtió en su día el consejero de Economía
y Hacienda de la Junta de Extremadura, Antonio Fernández, cuando aseguró que
hemos malvendido dos cajas solventes y ahora tienen que reestructurar sus
plantillas, y el citado portavoz al afirmar que “los presidentes de las
cajas
nos torearon bien cuando comparecieron en la
Asamblea”.  En junio pasado, CC OO
de Extremadura
pedía la dimisión del presidente de Caja Extremadura
por el ERTE que pretendía acometer Liberbank,  aunque, de otra parte,
 su sindicato lo votara afirmativamente, al igual que su representante
en el Consejo de Administración. (Véase el gráfico del Consejo). También les
torearon a los miembros de la ponencia constituida para la fusión de las dos
cajas extremeñas quienes, tras aprobarla por unanimidad, los consejos de las
dos dijeron,  poco tiempo después, que nones, por el elevado coste social y
económico que supondría la fusión. El 23 de julio de 2009, el “sabio”
Medina apostaba “
por una fusión entre las cajas
extremeñas como paso previo
“… ¡Qué vidente!


            El ERTE aprobado por los sindicatos con la
dirección prevé una reducción de jornada del 50 por ciento para 775 empleados
durante tres años; a otros 770 se les reducirá la jornada en un 30 por ciento
durante cuatro años. Los 3.897 empleados restante reducirán la jornada en
función de los porcentajes planteados en cada uno de los territorios de
alrededor de un 10 por ciento. También contempla 30 suspensiones de contratos
voluntarias durante 18 meses, continuadamente o en periodos de seis meses.
Asimismo, prevé una reducción de salarios hasta 2017 entre un 2,6 por ciento y
un 10,45 por ciento en el fijo, y de entre un 2,14 por ciento y el 8,55 por
ciento, en el variable, condicionada a los resultados del banco y a la
devolución de las ayudas públicas de 124 millones de euros. Asimismo, se
eliminan los planes de pensiones y buena parte de los beneficios sociales de la
plantilla.


            El plan de reestructuración aprobado por la Comisión Europea el
pasado año preveía el cierre de 88 oficinas y la supresión de 800 empleos,
aunque no detallaba sus efectos en las entidades que conformaban el banco.


            En su
comparecencia en la Asamblea de Extremadura, el 11 de noviembre de 2012, el
presidente de Caja Extremadura, Víctor Bravo, aseguró que no habría despidos y
que las
medidas, entonces sometidas a negociación,
tendrían un carácter temporal como máximo de cuatro años. Asimismo, calificó de
“infundios” las informaciones sobre su sueldo, que rondaría alrededor
de 400.000 euros anuales. Pues no: en 2012, el vicepresidente primero de Liberbank
percibió 292.533 euros, según la documentación
aportada a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV),  información publicada el pasado 14 de marzo.
El 16 de marzo pasado causó asombro cuando se hizo público que, de
enero a septiembre de 2012, había percibido 219.400 euros…
Sin embargo, nada sabemos que se haya recortado el sueldo un 50 por ciento,
como el presidente, Manuel Menéndez, aunque sí que la alta dirección del banco
tendrá
recortes superiores al 30 por ciento, dada la
creciente tensión que se vive en el seno de la plantilla.


            A falta,
pues, de lo que diga la Ley de Cajas y Fundaciones Bancarias, falta por saber
si las pretensiones de algunos de presidir la antigua caja y el banco filial
será viable y si los actuales consejeros de las cajas encontrarán acomodo en el
patronato de la Fundación que la sustituya, como pretenden otros, que ya no
podrían ser consejeros de la caja, o como el vicepresidente primero de
Liberbank y actual director, Víctor Bravo, si lo fuere de la Fundación, no
podría serlo del banco, con lo que perdería su envidiable sueldo. Su
predecesor, Jesús Medina, jubilado el pasado 31 de marzo, constituyó la
Fundación con salario de subdirector general, para asegurarse una pensión más
digna que la que les espera al resto de los mortales, antes de que entrara en
vigor la ley que ahora se discutirá en el Congreso. Una Fundación que, por lo
demás, solo sirvió para su presidente, los profesores de Económicas que hacían
el informe trimestral de coyuntura económica, y dar algún premio que otro, pero
que tenía un presupuesto anual de 600.000 euros, calificado como
exiguo por Medina. Ya el 2 de mayo de 2012,
el consejo de Caja Extremadura acordó por unanimidad proponer el relevo de los
once patronos de la Fundación, incluido su presidente, una vez que concluyera
su mandato en abril pasado. El texto aprobado, presentado por el presidente,  planteaba “hacer coincidir los miembros
del patronato con los vocales del consejo, con carácter de transición” y
modificar los estatutos después…


            Nada hemos
vuelto a saber de la Fundación y suponemos que habrá que esperar a la ley a ver
qué dice; pero la intención ya se vio; como la del laureado Medina, que regaló
al Obispado de Coria-Cáceres 200 millones de pesetas por el
“Coliseum” –donde nada puede hacerse, porque la salida de emergencia
tendría que ir por el chalé de los Málaga, edificio protegido, que ahora se
restaura por Caja Almendralejo para su sede– y la residencia de la calle
Clavellinas. ¡Honor y gloria para él!, mientras los empleados 
se ven ahora como todo el mundo…, con
dinero que no es suyo, y sin dinero para ellos…



Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.