LA FUERZA DE UN RUMOR

Comparte en redes sociales

Sabemos que un rumor, es una especulación no
confirmada
que se quiere dar como cierta por algún motivo en
particular. Si se desparrama el rumor acerca de la renuncia del Rey, por
ejemplo,
  ello puede generar un clima
político de inestabilidad
[]

   Días pasados corrió el rumor de que el Rey
don Juan Carlos, se encontraba enfermo y que en su entorno de seguridad se
estaba preparando su traslado a Estados Unidos para que fuera intervenido
quirúrgicamente, incluso se llegaba a decir con ese rumor que el Rey abdicaría
de su puesto.

    Y como quiera que los rumores se propagan
con gran rapidez, sobre todo cuando se ve al Rey con cierto aspecto de
cansancio en la puerta del Palacio de la Zarzuela esperando a los Reyes de
Holanda, había que actuar y aclarar lo que era un rumor que alcanzaba incluso a
la posibilidad de la abdicación del Rey.

.
 

Es
lo que hizo la Casa del Rey, convocar una rueda de prensa, en la que comunicó
que el rey tenía problemas con su cadera a causa de una fuerte infección y
habría de volver al quirófano para ser intervenido. Con lo que cesaron aquellos
rumores que constituían  aquel
incómodo  runrún   al mediodía del miércoles 18 de los
corrientes

 

  Ciertamente era novedoso el hecho de que la
Casa Real convocara formalmente una rueda informativa, era la primera vez que
lo hacía, quizás justificada por la necesidad de anular los rumores que habían
empezado a circular. La Casa del Rey convocó la primera rueda de prensa que se
ha celebrado en la Zarzuela en todo el Reinado de don Juan Carlos, porque  muchas reuniones informativas y encuentros
infinitos de actos oficiales se han sucedido, pero rueda de prensa la de ahora
es la única. El rumor había que romperlo: El Rey iba a ser operado nuevamente
de la cadera y allí además del Jefe de la Casa del Rey estaban los médicos que
iban a realizar la operación.

 

  Se acabó el rumor y la situación siguió en
total normalidad, porque se dijo publica y oficialmente lo que realmente pasaba
y además quedó claro que el Rey no abdicaba, no hay ninguna razón para ello, ni
siquiera para cambiar la legislación y regular la situación del Príncipe a
efectos protocolarios, que por cierto en todas sus comparecencias está
demostrando una gran presencia e inteligencia en sus actuaciones. Y ahí está
como último ejemplo su defensa de la candidatura de Madrid para los Juegos
Olímpicos, y no porque lo hiciera en varios idiomas, sino por la  calidad de su presentación.

 

.
Muchos han olvidado que don Juan Carlos, que ahora ha venido presentando un
aspecto que denotaba la situación personal que sufría, este hombre de aspecto
maltrecho, aunque suficientemente erguido, ha salvado a este país de una situación
nacional complicada, a causa del golpe de Estado fallido del 21 de febrero de
1981, cuando Tejero irrumpió en el Congreso y no es  lógico  que después de tanto tiempo de reinado no se
conozca su eficacia y servicios prestados como Rey de España.

 

 

 

 

 

 

 

 


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.