MALALA, MURIÓ UNA NIÑA, NACIÓ UNA ESTRELLA

Comparte en redes sociales


[Img #30746]El día en que los talibanes tirotearon a Malala escribí un artículo en la que afirmé que si Malala moría por defender la educación de las mujeres, muerta o viva era ya un símbolo.Y eso lo hemos visto hoy con el merecidísimo premio Sajarov 2013 a la libertad de conciencia.

En un informe reciente de la ONU se constata que ocho de cada diez mujeres en
Afganistán, un país sumido en una espiral radical como Pakistan, sufre violencia de
género, y un 60% son obligadas a contraer matrimonio antes de los dieciocho años en un
país en el que su presidente Karzai aprueba leyes que permite a los afganos castigar a
sus mujeres sin comer si éstas no les complacen sexualmente.

Las afganas son víctimas de una tradición cruel y sanguinaria, en la que que no existen
leyes,solo tradición y voluntad inapelable de unos hombres ignorantes y embrutecidos por
una guerra que se prolonga durante treinta años, amparados en el nombre de Dios para
ejercer la violencia.

No es la primera vez que escribo sobre la educación, porque la educación salvará a la
especie humana, y sobre todo la educación de las mujeres en el Tercer Mundo.
Bien lo saben los tiranos, y los fundamentalistas que cuando la mitad de la población está
formada los países cambian.

Llevamos tiempo viendo como los talibanes atacan escuelas de niñas allí donde avanzan.
Pero también vemos como las afganas son extraordinarias por su valentía, y como la
lista de las afganas que han muerto por la defensa de la educación va en aumento. A
muchas les cuesta la vida pensar por si misma y evitar el sometimiento al varón.

Las mujeres afganas nos están dando una lección, estudian a escondidas, defienden su
educación y como consecuencia de ellos, son envenenadas en masa.

Malala, una niña pakistaní de 14 años, bloguera y activista, fue tiroteada, y estuvo cerca
de la muerte por asistir a la escuela, es otro ejemplo.

Es terrible que una niña sea amenazada por estudiar. Para los talibanes con esa edad ya
podría se una esposa y madre, maltratada, humillada, mano de obra esclava para su
dueño y señor.

Malala, se ha convertido en un símbolo, aunque ese simbolismo haya estado a punto de
costarle la vida.

Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.