El CICYTEX recomienda nuevas variedades de cereales para incrementar la capacidad de producción

Comparte en redes sociales

Los investigadores de CICYTEX disponen de un avance de resultados de los ensayos de la campaña 2012-2013 en Extremadura con cultivos de cereales de invierno (avena, trigo blando, trigo duro, cebada y triticale), unos datos pueden servir de referencia a los agricultores ante las opciones que presentan las empresas comercializadoras de semillas por la proximidad de la época de siembra.

[Img #30838]En estos trabajos se evalúan las nuevas variedades ensayadas en cuanto a su
producción, calidad y sanidad del cultivo (resistencias a plagas y enfermedades),
entre otras cuestiones. La renovación en las variedades utilizadas para la
siembra y el uso de semillas certificadas, son factores que incrementan la
capacidad de producción.


Extremadura cuenta con una importante superficie dedicada al cultivo de cereales
de invierno, más de 200.000 hectáreas. La posibilidad de que los agricultores
puedan acceder a los estudios realizados por los investigadores de CICYTEX en
las tres principales zonas cerealistas (Campiña Sur, Olivenza y Don Benito)
sobre nuevas variedades en los cereales de invierno (avena, trigo blando, trigo
duro, cebada y triticale), aporta datos de interés a tener en cuenta en las
variedades a sembrar para la próxima campaña, que comienza en breve.


RED DE ENSAYOS


Este trabajo, ha sido presentado esta semana en el marco de la Feria de
Zafra, por el investigador Andrés Gil Aragón, y forma parte de la red de
ensayos que promueve anualmente el Grupo para la Evaluación de Nuevas
Variedades de Cultivos Extensivos (GENVCE), integrado por organismos autónomos
de diez comunidades autónomas, entre ellos CICYTEX.


La pertenencia a este grupo tiene la ventaja de que se utiliza un protocolo
común de trabajo, se realiza un análisis conjunto de los resultados, existe un
control de calidad en los ensayos común y una validación de los trabajos en
campo.


El plan de ensayo se articula en función de tres variables: por especies de
cereales, por comunidades autónomas y por zonas agroclimáticas (cálidas,
templadas y frías). Según explicó Gil Aragón, las nuevas variedades se ensayan
durante un periodo de dos años si están inscritas en el registro español y tres
años si son variedades comunitarias no inscritas en España.


Las conclusiones acerca de las nuevas variedades ensayadas en la campaña
2012-2013 en Extremadura, estarán recogidas, en la página web del Grupo para la
Evaluación de Nuevas Variedades de Cultivos Extensivos (GENVCE), de libre
acceso (www.genvce.org). Además de datos esenciales en cuanto a producción,
calidad, características sanitarias, y una ficha específica para cada una de las
variedades ensayadas, este sitio web aporta datos de las características de
siembra, abonado, herbicidas…


TRITICALE, CULTIVO PAR ALIMENTACIÓN DEL GANADO


Otro de los objetivos de las conferencias organizadas en la Feria
Internacional Ganadera de Zafra era mostrar las ventajas que para los gestores
de dehesa puede tener el triticale de doble aptitud.


El investigador de CICYTEX, Fernando Llera, explicó que existen dos
variedades del triticale, denominadas Verato y Montijano, que permiten su
aprovechamiento por parte de la ganadería extensiva en los meses de invierno,
al producir forraje de gran calidad por su alto contenido en proteínas, y que,
posteriormente, por la capacidad para rebrotar, tiene una buena producción de
grano.


Como dijo Llera, los triticales Verato y Montijano, variedades obtenidas en
los proyectos de investigación de La Orden-Valdesequera en 2007, son las dos
únicas variedades de triticale de doble aptitud existentes en España y pueden
mejorar la explotación de los recursos de la dehesa extremeña.


Al respecto, Andrés Gil añadió que se recomienda una carga ganadera de 20
cabezas de ganado ovino por hectárea durante un periodo máximo de 20 días, en
el caso, de que se quiera tener una buena producción de grano. Tras el
aprovechamiento ganadero basta con añadir un abonado nitrogenado para favorecer
el rebrote.


Los investigadores consideran que el triticale puede ser un cereal muy
competitivo pues también proporciona una alta producción de biomasa (con una
media de 18.000 kilos por hectárea en las últimas cuatro campañas de ensayo).


Las conferencias dedicadas al cultivo de cereales de invierno, ante la
próxima campaña de siembra, son ejemplo de las acciones de formación y
divulgación que programa el Centro de Investigaciones Científicas y
Tecnológicas de Extremadura, cuyo objetivo, manifestó su director, Germán
Puebla Ovando, es prestar servicio al campo extremeño a través de las
investigaciones en materia agraria, la industria agroalimentaria y en el ámbito
de la dehesa.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.