FRITE DE PATATAS, por Valdomicer

Comparte en redes sociales

…Más de cincuenta años de ejercicio alquímico en la rebotica de los fogones o de oficiante en el templo de los sabores, creo, me otorgan suficiente autoridad para hacerme cargo de esta sección. O, en todo caso, nadie me puede negar la experiencia necesaria para irlo contando.

Permítanme que me presente, pues voy a ser quien se
ocupe de esta sección a partir de hoy.

 

Me llamo Valentín Domínguez y soy conocido en el
mundillo de la red como Valdomicer por mi actividad, tanto en el blog como en
las redes sociales.

 

Me defino a mí mismo como “Viceama de casa con
competencias plenas en materia de avituallamiento y manutención”. Dicho de
otra forma, la compra y la cocina son tareas mías.

 

Hace ya medio siglo, mes arriba, mes abajo que empecé
en estas tareas ayudando a mi abuela a pelar patatas, picar un tomate o majar
los ajos en un mortero. No era, ni mucho menos, su intención enseñarme nada. Es
más, en aquellos tiempos se amenazaba con severas mutilaciones a aquellos
varones que realizaban cualesquiera de las tareas domésticas adjudicadas
secularmente a las mujeres.

 

En cualquier caso, más de cincuenta años de ejercicio
alquímico en la rebotica de los fogones o de oficiante en el templo de los
sabores, creo, me otorgan suficiente autoridad para hacerme cargo de esta
sección. O, en todo caso, nadie me puede negar la experiencia necesaria para
irlo contando.

 

Las recetas que vaya publicando serán de verdad, las
he hecho en mi cocina, las he fotografiado y las hemos degustado mi familia y
yo.

 

Pocas serán originales, la mayoría proceden del “boca
a boca”, del “Y tú ¿cómo lo haces?”, otras del viejo recetario de la
bisabuela -una colección de hojas sueltas, amarilleadas por el tiempo, casi
ilegibles-. Muchas de ellas, calculo, con más de un siglo de antigüedad,
redactadas en imperativo (cójase, tómese, córtese…) y las cantidades en
medidas ya en desuso (libras, onzas, cuartillos….) o con ingredientes de los
que no tengo ninguna referencia, ni encuentro en los diccionarios, ni nadie ha
oído nunca hablar de ellos y que ha habido que adaptar.

 

Propongo, por tanto, una cocina sencilla, con
ingredientes asequibles y de fácil elaboración, sin perjuicio de los menús de
los días de campanas gordas más elaborados y complejos.

 

Vaya mi primera receta, sacada directamente del
recetario de la bisabuela y que es uno de los platos más sencillos y baratos
que se pueden elaborar.

[Img #31521]

 

Frite de patatas.

 

Necesitamos:

 

2 Kg. de patatas.

1 pimiento rojo.

2 ñoras o pimientos choriceros. (Se pueden sustituir
por dos cucharadas de pimentón).

2 dientes de ajo.

1 hoja de laurel.

1 guindilla.

aceite de oliva, agua (o caldo de verduras), azafrán,
sal.

 

Pelar las patatas y cortar en rodajas de 3-4
milímetros de grosor. Cortar los pimientos en trozos de 1 cm. Poner las ñoras
en remojo y extraer la pulpa con una cuchara.

 

En una cazuela, poner un chorro de aceite. Cuando esté
en su punto, echar los pimientos y cocinar hasta que estén tiernos, sin
dejarlos dorar. Añadir las patatas y dar unas vueltas.Echar la carne de las
ñoras. Cubrir el guiso con el agua (o caldo), agregar la hoja de laurel y el
azafrán.

 

Dejar cocer a fuego suave, meciendo la cazuela de
cuando en cuando para que espese el caldo. Alrededor de diez minutos han de ser
suficientes.

 

Majar los ajos con un puñadito de sal y con la
guindilla y agregar en el último momento. Probar y rectificar de sal (y de
picante). Servir.


VALDOMICER



Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.