EDITORIAL NOVIEMBRE

Comparte en redes sociales

Unas cosas y otras nos han retrasado el editorial, pero ustedes, caballeros de adarga y escopeta, sabrán disculparnos. ¿Qué decir a estas alturas de temporada?…las lamentaciones de Jeremías: veni, Cretaor spiritu mentes tuorum…disculpen el latinajo.

Sin
esperárnoslo, se ha presentado una temporada atroz. Tanto así que claman por
acá y acullá, a ver si se pone remedio a esta situación calamitosa. ¡Que no se
mueve un rabo y apenas aletean dos pájaros! ¿Qué habrá pasado para esta catástrofe?
De las liebres ¿sabe alguien algo? ¿No venía una auténtica plétora de vida
silvestre? Lo que oye en los mentideros cinegéticos no es más que tristeza y
desolación. Bolo con bolo y bolo todo uno, bolo es mi paz y bolo mi
batalla…Llegan “guasaps” concertándonos a todos en Casar de Cáceres el día  22  del
presente mes, a ver si entre todos se hace fuerza y la Administración toma
cartas en este panorama desolador. ¡Y no nos vengan con que la escopeta es la
que causa el deterioro, no fastidien! Lo terrible es que los agoreros acabarán
teniendo razón:  el futuro es para la
caza artificial….no queda otra. ¡Dios santo!


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.