Carmen Fernández: “Paco es insustituíble, pero espero que mi análisis más científico ayude a Adolfo y a la marcha del equipo”

Comparte en redes sociales

Después de 10 años de permanencia en el Extremadura Arroyo, en los que ha pasado por ser jugadora del equipo de Liga FEV, de Segunda División y responsable del área de estadística para la Real Federación Española de Voleibol, Carmen Fernández (Cáceres, 1988), ha dado el salto en esta campaña a pasar a ser segunda entrenadora del equipo que milita en Superliga.

[Img #31602]Fernández decidió aceptar la propuesta que le hizo el propio
responsable técnico, Adolfo Gómez, cuando el que había sido el ‘álter ego’ de
éste en los últimos diez años, ‘Paco’ Álvarez, comunicó que esta temporada
había decidido dejar sus cometidos con el primer equipo, para volver a
centrarse en los equipos de cantera del club de Arroyo de
la Luz.

 

En este sentido, afirma que una persona como Álvarez, “es
insustituible, por su conocimiento del voleibol, por lo integrado que se
encontraba con Adolfo, pero espero que mi análisis del juego, basado en la
tesis doctoral que estoy llevando a cabo en la Facultad de Ciencias del
Deporte, pueda aportar al equipo mi ‘gramito de arena’ para que continúe con su
progresión”.

 

A este respecto reconoce que sus responsabilidades al pasar
de jugadora a segunda entrenadora, “y más en la élite del voley, cambian
sustancialmente, y aspectos del juego que antes pasaban casi desapercibidos
para mí, ahora me inquietan y me preocupan”.

 

 

 

 

“Aparte de otros factores que el propio Adolfo me irá
demandando, el primer objetivo que me marco es el de concretar una evaluación
semanal del rendimiento de cada una de nuestras jugadoras, así como un análisis
del juego de los equipos a los que nos iremos enfrentando según vaya
discurriendo la campaña”, señala.

 

En cuanto al espectacular arranque que está protagonizando el
conjunto que extremeño, tercer clasificado, con dos victorias en otros tantos
partidos, Carmen Fernández asevera que “la verdad, no me esperaba menos de mis
chicas, ya que a diario veo cómo trabajan, al mismo tiempo que también conocía
los puntos débiles de los equipos a los que nos enfrentábamos, y sabía que con
esfuerzo, concentración y trabajo los podíamos sacar adelante”.

 

“En cualquier caso, la competición será muy dura, que nadie
se engañe, nos tocará sufrir, ya que somos novatas en la misma, pero de una
cosa estoy segura, conociendo a las jugadoras, al cuerpo técnico y a la
directiva, por falta de ambición e ilusión no será, así que no nos queda más
que afrontar partido a partido, sin marcarnos metas y por supuesto disfrutando
de cada momento que supone representar a tu región en la élite de una
disciplina deportiva, en este caso el voleibol”, concluye.

 

 


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.