Extremadura envía a Filipinas una planta potabilizadora y una máquina elevadora

Comparte en redes sociales

Los 100.000 euros de ayuda humanitaria que el Gobierno de Extremadura ha aportado para los trabajos de emergencia en Filipinas se traducen en el envío de una planta potabilizadora de agua y una carretilla mecánica elevadora.

[Img #31816]Cruz Roja ha fletado este jueves desde Barajas un avión con destino al
Aeropuerto Internacional de Cebú, según ha confirmado el director general de
Administración Local, Justicia e Interior, Saturnino Corchero.


El material adquirido con la aportación extremeña forma parte de un
cargamento más amplio en el que también se envían otras seis plantas
potabilizadotas –cinco aportadas por la Agencia Española de Cooperación y otra
por el Gobierno de Aragón-, dos áreas de vida y comida para los cinco miembros
del equipo de respuesta urgente que salieron el martes desde Madrid; dos
maletines de comunicación; dos vehículos de intervención y más de 5.000 toldos
y 4.200 bidones procedentes de los almacenes de Cruz Roja España.


La Agencia Extremeña de Cooperación Internacional (AEXCID) ha recomendado a
los extremeños que quieran ayudar a mitigar los efectos de esta catástrofe que
hagan sus aportaciones a través de cuentas corrientes de ONG’s de corte
internacional que trabajan sobre el terreno y con las que la Cooperación
extremeñas y la cooperación nacional tienen contacto directo para coordinar las
aportaciones españolas.


COMUNICACIÓN EN CRISIS HUMANAS


Corchero ha realizado estas recomendaciones en el acto de inauguración de
las Jornadas sobre ‘Comunicación en crisis humanitarias’ organizadas por Cruz
Roja Extremadura y que se celebran en la Facultad de Documentación y
Comunicación Audiovisual de Badajoz.


Corchero ha calificado a los medios de comunicación como “altavoces
necesarios para avanzar la reacción solidaria de la población” y ha puesto en
valor el trabajo y la opinión de cooperantes y ONG’S que actuán sobre el
terreno como herramienta fundamental para informar ‘bien’ y ayudar en el
transcurso de estas crisis.


Según el director general, poner en práctica esas dos cualidades por parte
de profesionales de la comunicación y de responsables políticos redunda en “una
mejora de la coordinación a la hora de ayudar a la población afectada por una
catástrofe natural o provocada por el hombre y, al mismo tiempo, un aumento de
la credibilidad entre los ciudadanos que colaboran con llamamientos de
emergencia”.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.