Detenido un joven por los primeros casos de “ estafa a la inversa” en Extremadura

Comparte en redes sociales

Agentes de la Policía Nacional procedieron a la detención el pasado día 11 de noviembre, en la capital autonómica, de un varón por su presunta autoría de dos delitos de estafa, cometidos en Mérida y Almendralejo.

Los hechos que se le imputan al adetenido fueron perpetrados el pasado día 10 de septiembre, por el método onocido policialmente como “estafa a la inversa”, siendo las víctimas, los vendedores del producto, vecinos de Mérida y Almendralejo respectivamente, consiguiendo el presunto autor en el primer caso una tablet, valorada en 500 euros, y en el segundo caso un teléfono móvil de última generación.

El detenido es un varón, de 32 años de edad, con antecedentes por hechos similares, quien fue trasladado a dependencias policiales a fin de tramitar el correspondiente atestado.


“Estafas a la Inversa”: ¿en que consiste?


Este tipo de hecho se denomina, en términos policiales como “estafa a la inversa”, pues, al contrario de las comunes, la victima es la anunciante del producto en Internet, cuando lo más habitual es que la victima contacta con el estafador que es el que anuncia un producto inexistente o que no envía a pesar de haber pagado la victima el precio acordado mediante transferencia bancaria o ingreso en efectivo.

El autor selecciona en Internet en las paginas de venta de productos, que generalmente son particulares, a una victima que anuncia la venta de un producto telefónico o informático de fácil salida comercial y marca relevante, preferentemente cerca de su localidad de origen.

En una segunda fase, el autor contacta telefónicamente con la victima mostrándose muy interesado en el producto y con la necesidad de comprarlo para un regalo o por que le hace falta para el trabajo, no llegando a discutir el precio por lo que, lógicamente la victima, viendo una buena oportunidad de venta, no se niega a enviárselo al comprador por paquetería y cobrarlo contra reembolso, manifestándole que lo antes posible encarga la recogida y envío a una empresa de paquetería de confianza, para lo cual le pide su dirección.


En la tercera fase y última de ejecución delictiva, el autor se persona en el domicilio de la victima con indumentaria adecuada, portando el correspondiente talonario de albaranes de recogida de la empresa de paquetería y una PDA ( instrumento lector de códigos de barra) e informa de que ha sido requerido por la central de la empresa para una recogida de paquete, comportándose en todo momento de una forma afable y con conocimiento del mundo de la paquetería, cumplimentando personalmente el albarán y preguntando ignorantemente por el contenido del paquete por si es frágil para tenerlo en cuenta, pero con la clara intención de asegurarse de que es el elemento deseado, marchándose del lugar con el producto de la estafa.


En días posteriores, cuando el vendedor se da cuenta de la falta de ingreso del dinero pactado, es cuando sospecha haber sido víctima de esta estafa y lo pone en conocimiento de la Policía.




Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.