Navaconcejo celebra el raid más duro de Extremadura

Comparte en redes sociales

La quinta prueba de la Liga Española, el II Garganta de las Nogaledas, se convierte tras su primera etapa en el más difícil de todos los celebrados en la región con la retirada de un veinte por ciento de los equipos.

[Img #32297]Durante el
fin de semana, Extremadura es el escenario de la quinta y penúltima prueba de
la Liga Española de Raids de Aventura, la Lera 2013.


La tradición
que existe en la región por esta modalidad deportiva, en la que se combinan
carreras de orientación en el medio natural con pruebas multiaventuras,
permitió acoger la fase final del campeonato en el Valle del Jerte.


Sin embargo,
el reto ha sido más complicado que nunca, convirtiéndose en el más duro de
todos los que se han celebrado en la comunidad con la retirada de diez equipos
de los 50 que participaban en el primer día de celebración.


La primera
etapa de este evento, en el que los raiders compiten por equipos de dos o tres
personas y deben completar el recorrido no marcado en el menor tiempo posible,
presentaba varias dificultades. La primera de todas fue el frío. Los
competidores debían realizar la prueba en plena naturaleza con temperaturas muy
bajas, las cuales oscilaban en torno a los cero grados que marcaban los
termómetros de la zona.


Otro de los
aspectos que más les ha costado afrontar a los corredores era la extensión del
recorrido, que comprendía unos cien kilómetros de longitud atravesando diversos
lugares como el pueblo Navaconcejeño, el embalse de Plasencia, donde ha tenido
lugar la sección de piragüismo en kayak, el río Jerte, en el que ha habido una
prueba de tirolina, el municipio de Piornal y la Garganta de las Nogaledas,
protagonista del evento. Este constaba de repetidas secciones de orientación a pie,
bicicleta urbana o carrera y estaba compuesto por diferentes desniveles que
alcanzaban los 4000 metros de altura.


Este extenso
itinerario, en el cual no era obligatorio pasar por todas las balizas de
control, conllevaba además una duración muy amplia. Los equipos han tardado más
de diez horas en completar la prueba.


Toda esta
combinación de circunstancias ha convertido a este raid en el más difícil de
afrontar de todos los que se han celebrado en Extremadura. Un veinte por ciento
de los equipos no resistieron y tuvieron que abandonar la competición antes de
llegar a meta.


Lo mejor del
II Raid Garganta de las Nogaledas es el paisaje en el que se está
desarrollando. La belleza del valle del Jerte, rodeado de cerezos y de castaños
cubierto por los ocres colores otoñales, junto con la espectacularidad de sus
gargantas y el encanto de Navaconcejo, no han dejado indiferente a ninguno de
los raiders en la primera etapa. Todos los equipos han podido disfrutar de las
maravillas que ofrece este paraje natural extremeño mediante la aventura, fuera
de la época en la que la zona recibe más visitas, de la floración.


El domingo
por la mañana, los raiders que han superado la primera jornada competirán en la
segunda etapa, menos extensa y duradera que la anterior. Aunque lo más
importante de un evento así es la participación y las ganas de superación de
sus competidores, sin duda alguna los que completen todo el recorrido,
ganadores o no, tendrán el privilegio de haber realizado el raid más duro de
todos los que se han celebrado en Extremadura.


 La próxima oportunidad para atreverse a
realizar un evento de características similares será en Salvaleón, la última
prueba de la Lera 2013 de donde saldrán los vencedores.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.