Torrejoncillo se prepara para vivir “La Encamisá” este sábado

Comparte en redes sociales

Torrejoncillo se prepara un año más para vivir la noche más emotiva del año, en la que jinetes y escoperetos acompañarán al estandarte de la Inmaculada en la procesión que recorrerá sus calles en la noche del 7 de diciembre, y con sus salvas mostrarán el fervor de todo un pueblo ante su patrona.

[Img #32359] Está
previsto que participen en la procesión 150 y 200 jinetes y unos 200
escopeteros y se espera la presencia de unas 10.000 personas ya que al celebrarse
en sábado la afluencia suele ser mayor, en esta fiesta declarada de Interés
Turístico Nacional.


El
diputado de Turismo, Álvaro Arias, ha comentado su experiencia personal, ya que
el año pasado participó por primera vez en esta fiesta, y la ha definido como
“algo único” y una de las experiencias más emotivas que ha vivido
como persona, creyente, turista y cacereño.

 

Por
su parte el alcalde Moises Levi, ha destacado que es la fiesta más querida y la
que da más personalidad a Torrejoncillo, donde el pueblo se vuelca con su patrona
y acoge al visitante como a una más, abriéndole las puertas de sus casas.

 

[Img #32360]A
pesar de la presencia de los escopeteros, nunca ha habido que lamentar ningún
accidente pero debido a la gran afluencia de personas se pone en marcha un
dispositivo especial a través del Gobierno de Extremadura, para garantizar la
seguridad en todos los actos. 

 

El
presidente de la Asociación de Paladines Pedro Damián, ha explicado que el acto
central es en la noche del día 7, aunque ya se han llevado a cabo actos como  novenario, la ofrenda floral y el pregón,


La
procesión comenzará a las 22 horas aunque ya se vive con gran intensidad en los
momentos previos cuando los jinetes se preparan para acompañar al estandarte de
la Virgen en su recorrido por las calles de la localidad, con una duración de unas
tres horas.

 

A
pesar de la presencia de tantas escopetas no es una fiesta peligrosa, ha
asegurado, y ha pedido respeto a los visitantes ya que ellos la viven con un
gran fervor.

 

Aunque
este es el día de mayor afluencia, los torrejoncillanos viven con gran fervor
la procesión de la Virgen el día 8, que congrega en la iglesia a unas 2000 personas,
y significa la despedida hasta el año próximo.


MAYORDOMIA

  

La
mayordomía, ha señalado, un año lo organiza la asociación mediante sorteo para
el portaestandarte y al año siguiente el mayordomo es una persona que ha
realizado una promesa, y hay mayordomos con promesa hasta el año 2029.

 

Conrado
Grande, el mayordomo, lleva 7 años esperando, y ha dicho que lo vive “con mucha
ilusión”, y se emociona al recordar la promesa ante la enfermedad de una hija
“que salió adelante”.

 

Tras
la procesión, el mayordomo invita al público a “coquillos”, dulces
típicos de los que, ha comentado, van a elaborar más de 200 kilos, y vino de la
tierra.

 

El
pregonero, Eduardo Testón, señalaba que la fiesta se vive con todos los
sentidos: el oído por el bullicio de los escopeteros y los vítores a la Virgen;
la vista por la belleza del fuero y de los ojos velados por las lágrimas, el
gusto por los sabores de los dulces tradicionales y el tacto al erizarse la piel
orlas emociones que se viven.  


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.