El PSOE de Cáceres, contra la reforma de la Ley del Aborto

Comparte en redes sociales

La Ejecutiva Provincial del PSOE de Cáceres ha mostrado su total rechazo al borrador de la reforma de la Ley del aborto presentada en el Consejo de Ministros por Gallardón ya que considera que es una vuelta al pasado y ha informado que, cuando vuelva al gobierno, derogará esta ley reaccionaria por una que garantice el derecho de elegir de las mujeres.

Para los socialistas esta reforma es, sin lugar a dudas, el mayor ataque a la libertad de las mujeres y supone un retroceso en la legislación prevaleciendo el derecho del no nacido/a frente a los derechos de las mujeres.

Se retrocede a la Ley de 1985 haciéndola más restrictiva, ley de supuestos que impedía el aborto libre en las primeras 14 semanas de gestación, considerándolo delito,  salvo en los casos de violación, malformación del feto o riesgo grave para la salud física o psíquica de la madre y siempre con informes médicos que lo acreditasen.

Fue en 2010, con la aprobación de la Ley de Salud sexual y reproductiva, cuando se produjo un importantísimo y significativo avance en la libertad de las mujeres a la hora de decidir continuar o no con un embarazo.

Esta ley de plazos contempla, pues todavía está en  vigor, la posibilidad de interrumpirlo en las primeras 14 semanas en cualquier caso, o en las 22 en el caso de malformación o riesgo grave para la madre.

Recientemente se ha firmado un documento denominado “Pacto entre mujeres”, texto promovido por más de 200 organizaciones de mujeres y al que también se han adherido las diputadas de diversos grupos políticos, entre ellos el PSOE.

Este documento propone a aquellas mujeres que los suscriban a comprometerse  en la defensa de los derechos sexuales y reproductivos, a que sean las propias mujeres las que decidamos cuándo y cómo ser madres y en definitiva el rechazo frontal a la reforma del Ministro Gallardón.

Son cada vez más las voces que se suman a esta postura en contra, entre las cuales se encuentran sociedades científicas que han manifestado que estos cambios en la legislación que regula el aborto van a suponer un retroceso en la salud pública.

El hecho de tener una ley más dura no implica que disminuyan las tasas de interrupción de embarazos, muy por el contrario,  supondrá sin duda  que se produzcan en peores condiciones sanitarias.

Para los socialistas con esta reforma el PP quiere contentar a los sectores más retrógrados y conservadores del PP y, por supuesto, a la decadente Iglesia Católica de nuestro país.

Ambos quieren a las mujeres a la antigua usanza, dedicadas a parir, a las tareas domésticas y con dedicación plena a su marido e hijos/as, sin posibilidad de decisión y de acción pues para eso están otros.

Buena prueba de ello es el libro “Cásate  y sé sumisa”, editado por el Arzobispado de Granada.

Esta ley se aleja sustancialmente de otras leyes aprobadas en países de la Unión Europea, en las que en lugar de restringir derechos para las mujeres, se amplían y se adaptan a las demandas de muchas de nosotras que son también las demandas de una parte mayoritaria de la sociedad.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.