Adriana Ozores regresa al teatro con Petit Pierre, en el Gran Teatro de Cáceres

Comparte en redes sociales

Adriana Ozores, Carles Alfaro y Jaume Policarpo presentan Petit Pierre, la nueva pieza de la compañía valenciana Bambalina Teatre Practicable, en el Gran Teatro de Cáceres el día 3 de enero, en lo que supone el regreso de Adriana Ozores al teatro, después de tres años sin pisar las tablas.

[Img #32988]Un
emotivo espectáculo que inicia su gira nacional en Cáceres, y del que Ozores ha
indicado que “todavía seguimos perfilándolo, con Carles la representación es
algo vivo, que va mutando y creciendo conforme la realizamos cada día”

 

Para
la actriz, el paso de la televisión, donde ha trabajado en los últimos años, a
este proyecto ha supuesto un cambio “brutal” no sólo a nivel profesional,
también personal.

 

“En
Bambalina se prima lo artístico, la parte humana del proyecto. Hemos trabajado
desde la honestidad y creo que eso se percibe desde el patio de butacas”
explica Ozores, quien descubrió a la compañía valenciana cuando Alfaro le
propuso sumarse al reparto de esta pieza.

 

“Vi
sus trabajos en YouTube y me parecieron de una elegancia exquisita. Una
impresión que me confirmaron hablando con profesionales de la escena, a nivel
nacional. Me pareció una manera excelente de volver al teatro” concluye la
actriz.

 

Para
Alfaro esta obra también supone un reencuentro. “Hacía siete años que no tenía
que decir que no a ningún proyecto en Valencia porque no llegaba ninguno.
Afortunadamente, Bambalina me hizo esta propuesta y me encantó”.

 

Para
Jaume Policarpo, de Bambalina Teatre Practicable, contar con dos profesionales
como Alfaro y Ozores ha sido fundamental para poder llevar a cabo este proyecto
que habla, precisamente, de la superación.

 

“La
historia que estamos contando es la de alguien que, a pesar del ostracismo al
que le condena la sociedad y de las dificultades que le impone su discapacidad,
es capaz de comunicarse con la gente.

 

Y
lo sorprendente es que lo hace para revelar una visión llena de luz,
imaginación y cariño sobre un mundo que se destruye en dos guerras mundiales,
que vive una progresiva industrialización que aleja al hombre de la naturaleza”,
explica Policarpo.

 

GRANJERO FRANCES

 

Petit
Pierre cuenta la historia de un sencillo granjero francés. Nacido
prematuramente en Francia (1902-1992), medio ciego, casi sordo y mudo, tuvo que
abandonar la escuela a los siete años para convertirse en pastor.

 

Pero,
lejos de sentirse aislado en los campos, observando la naturaleza y a los
hombres, Pierre Avezard desarrolló una intensa curiosidad por todo lo que le
rodeaba. Y la tradujo en un proyecto en el que trabajó más de 40 años.


De
manera autodidacta empezó a crear figurillas articuladas de hojalata y plancha
de metal extraídas de restos de aviones militares estrellados o de herramientas
y mobiliario abandonado.

 

Las
iba ensamblando en un carrusel que fue creciendo hasta convertirse en un mundo
paralelo de 1500 m², lleno de poesía, ternura y un particular humor que
transformaba, por ejemplo, las bombas de los bombarderos en remolachas con las
que alimentar a las vacas en el campo.

 

Poco
a poco, su sorprendente carrusel se fue convirtiendo en un museo que abría
gratuitamente todos los domingos, compartiendo esta obra única con un público
cada año más numeroso, que venía de distintos puntos de Francia y del mundo.

 

Entre
los visitantes, Suzanne Lebeau, una dramaturga canadiense con más de 25 obras
originales y cuyos textos superan las 140 producciones representadas en los 4
continentes.

 

Lebeau
escribió en 2001 esta pieza que Bambalina ha adaptado en su nueva producción y
que definen como una lección de vitalidad, de apego a la vida, imprescindible
en un momento en que las noticias muchas veces invitan al desánimo, a la
desconfianza en el género humano. 


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.