LE HACEMOS PUBLICIDAD GRATIS

Comparte en redes sociales

Los  que  seguimos
 creyendo  en  un  Estado  soberano
 y  libre  desde el  punto  de
vista  social, pero que entendemos que la
pluralidad en nuestro país existe, vemos con nostalgia que, todavía hoy después
de casi 40 años de democracia, haya ideas arcaicas y trasnochadas, que hacen
tanto daño a los que más necesitan una solidaridad que pague tantos siglos de
abandono  como hemos tenido en
Extremadura.

 

            Hace
unos días leía en un periódico local, un artículo de J. R. Alonso de la Torre,
en el que explicaba con todo lujo de detalle que Extremadura fue un reino
aftasí próspero y culto hace mil años, pero que se lo cargaron los almorávides
en 1.086.  La región vivió un tiempo
de cierta prosperidad hasta el siglo XVII, pero luego, entre 1.640 y 1.713, se convirtió en un horrible campo de batalla.

 

            A
partir de ahí entre unos y otros,
las epidemias, las heladas, las plagas de langosta, las inundaciones, los
latifundios, la expulsión de los moriscos, la alta burguesía machacando a los
pobres agricultores, la Santa Inquisición, los franceses, los ingleses y los
portugueses incluidas las desamortizaciones de (Godoy, Mendizábal y Madoz) que entregaban
las tierras a precio de saldo a la aristocracia y a la alta burguesía, los campesinos
extremeños se convertieron en jornaleros explotados por las grandes fortunas de
España o tenían que emigrar, exactamente igual que lo hacen hoy. Y así acabó el siglo XIX casi peor
que empezó: Sin revolución
industrial, sin tierras comunales, sin instituciones de ayuda y beneficencia y
sin nada, y por si nos faltara
algo, rematamos la faena con una guerra incivil, que es mejor no recordar.

 

            Esta
es nuestra historia y por eso somos los últimos de la fila, ya sea en
desarrollo industrial, comercial, cultural, social y hasta los últimos en el informe
 PISA,  que  tan
 buena y excelente   publicidad  nos  está  haciendo. 

 

            Pero a donde quiero llegar con estos
comentarios “cañeros” -como dice algún amigo-, tan bien  armonizados por J. R. Alonso de la Torre,
pues sencillamente a que si alguien en este país que es España, tiene
principios y fundamentos para decir quien sale mejor o peor parada en el
aspecto económico, es Extremadura  y  no  Cataluña.

 

            Pero no es que salga peor parada, es que
todavía se atreven a decir que “España les está robando”, y ya no
se quieren acordar de que siempre han sido los españoles mejor tratados de este
país. Primero con el Franquismo,
después en la transición con Suarez, González, Aznar, Zapatero y hasta con el
Sr. Rajoy, y casi siempre
consiguiendo diezmos y primicias a cambio de mantener en el poder al  gobierno de turno; otras veces con artes de
sortilegio y alquimia con el manoseado dicho de “la pela, es la pela”.

 

            Han sido y son muy listos, eso sí, pero que
no nos hagan tontos a los demás. Nosotros
en cambio todavía seguimos mendigando la dichosa “Memoria histórica”  con  el  Sr.
 Rajoy  después  de  tantos  años,
y  aquí  seguimos 
recibiendo  gota a gota, lo que por  Ley, por equidad, justicia, conciencia y
solidaridad nos corresponde.  

 

            Pero
volviendo al tema que nos ocupa; no obstante y después de la insistencia del Sr. Mas, el Sr. Rajoy aclaró tajantemente a los medios de difusión hace unos días,
que la “pregunta” al pueblo catalán no se puede producir, en primer
lugar por que es anticonstitucional, en segundo lugar porque España es un país
indivisible que se contempla en la Constitución de 1.978  que también ellos
firmaron, y en tercer lugar, porque Cataluña no es solo de los catalanes, es de
todos los españoles.  

 

            Yo
mismo tengo familia y propiedades allí y no voy a renunciar por nada del mundo
a lo que me pertenece; así es que sería bueno que se lo vayan quitando de la
cabeza, porque este es un tema demasiado manido y trillado como para estar
todos los días dandole vueltas al tema en todos los medios de difusión, (prensa
escrita, radio, televisión, etc.).

 

            Mi recomendación sería, que en vista de que
el asunto de la “independencia” no tiene solución y la mayoría parlamentaria
está totalmente de acuerdo en ello, no estaría demás, que lo mismo que se
aprueban leyes y decretos para otros asuntos (aún no siendo democráticos),  se establecieran acuerdos con todos los medios
de difusión para olvidar este tema, que tantos dolores de cabeza  nos  está proporcionando; porque casi sin darnos
cuenta, les estamos haciendo el “caldo gordo”  a determinados catalanes (no a todos), dándo
pábulo a un asunto que en  los  tiempos  tan 
difíciles  que  nos  está tocando vivir, están  fuera de lugar.

 

            Me gustaría recordar a esos catalanes que
tanta lata nos están dando que: 
“Los  catalanes   no 
son españoles,  son  franceses 
expulsados  procedentes del sur de
Francia, de la OCCITANIA  y  son 
los  primeros  charnegos 
en  llegar  al 
Reino de Aragón (hoy Cataluña)”
.  Aquí
se les recogió y se les atendió muy bien, así es que su actitud de repudio a
España, no nos parece muy correcta.

 

            Para
terminar, Felíz Navidad y próspero año 2014 para todos, españoles y catalanes, ¡Ah!, y que no se les olvide, porque
quiero dejarles claro aquella frase tan acertada de  otro  emeritense
 de  antaño 
como  yo  (Siglo III d. C.)  :

 

“¡Hermanos!. Lo que hacemos en la vida, tiene su
eco en la eternidad”.

 

Máximo  Décimo  Meridio
(GLADIATOR)

 


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.