Pros y contras para la reforma de un piso

Comparte en redes sociales

Cada vez es más complicado encontrar la vivienda que queremos. Que tenga las dimensiones adecuadas, que esté en el barrio que queremos y que su precio se encuentre dentro de nuestras posibilidades es una tarea que roza lo imposible. Lo que no será, que esa vivienda de nuestros sueños esté también lista para entrar a vivir.

[Img #33053]

Subvenciones. En muchos casos, las reformas de viviendas o edificios cuentan con ayudas públicas.


Impuestos. Probablemente los impuestos para comprar un piso de segunda mano sean más bajos que para una vivienda nueva, ya que se calculan sobre el valor del inmueble y no sobre valor de escritura.


En contra


Quebradero de cabeza. Cualquier obra es una lata. Antes de cerrar una operación de compraventa de un piso para reformar, es conveniente buscar asesoramiento para saber las posibilidades reales de la vivienda y evitar sorpresas.


Coste de la reforma. Antes de decantarnos por una casa ‘a reformar’ es importante consultar a varios profesionales sobre el coste de la obra o pagaremos más de lo planeado.


Permisos y tasas. Para hacer reformas estructurales hay que pedir permisos a la comunidad de propietarios y al ayuntamiento o a la administración competente. Esto implicará pagar unas tasas para poder realizar las obras.


Normativa vigente. Hay que tener en cuenta que, hoy en día, cualquier vivienda en venta o alquiler debe tener el certificado energético.



Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.