Entre ceja y ceja

Comparte en redes sociales

La morfología del rostro es determinante en el maquillaje y sobre todo, en el diseño de las cejas, donde además de las pinzas, intervienen el lápiz, el hilo, los pigmentos de color y nuevos productos que aparecen en el mercado específicos para ellas.



De la misma manera que las luces y las sombras permiten dar forma al
ojo y el colorete contribuye a estructurar las facciones para conseguir
la armonía entre ellas, un diseño personalizado de las cejas, es un
elemento fundamental en el rostro, por su poder para transformar la
mirada, determinar su expresión y dotar de equilibrio a la cara.


Como punto de partida para acometer la primera
depilación y como guía de referencia para mantener  la forma conseguida,
debemos trazar cuatro líneas fundamentalesceja_ceja_207_02202146.jpg.


D. Es la línea imaginaria que nace en la aleta de la nariz, discurre
por el vértice del lacrimal y finaliza en el nacimiento de la ceja. Lo
que salga de esta línea, sobra.
F. Desde la aleta de la nariz hasta la cola de la ceja. Determina su
final, al pasar necesariamente por el vértice externo del ojo.
E. Es la más importante por determinar la posición del ángulo. Se
trata de la línea imaginaria que discurre pegada al borde externo del
iris, cuando se mira hacia delante.
B. Es la guía horizontal del esquema. Marca el punto más bajo del
nacimiento de la ceja, que debe coincidir con el punto final de la cola.


Reconocer el óvalo propio frente al espejo no siempre
es fácil. De hecho, la mayoría de los errores en la aplicación del
maquillaje se debe al desconocimiento de su estructura y al rígido
seguimiento de una técnica generalizada, que no favorece en todos los
casos.

A veces es necesario acudir a un profesional para que nos haga un diseño de cejas acorde con nuestros rasgos. Mara Amandi
tiene un amplio conocimiento del rostro, así como el de los huesos y el
tejido que constituyen su morfología, determinando con exactitud
los puntos de referencia para averiguar la forma redonda, ovalada,
corazón, cuadrada o alargada de cada uno. Especialmente adecuado para
darle forma a las cejas, porque de ellas depende algo tan importante
como la expresión del rostro.


ROSTRO REDONDO. Las cejas pueden desempeñar un papel
estilizante en este óvalo juvenil generalmente, que se caracteriza por
la presencia de mofletes. Las cejas deben ser gruesas y definidas, con
un arco que contrarreste el volumen de las mejillas.
ROSTRO OVALADO. Se dice de él que es el rostro ideal
por contar con las medidas perfectas. Proporciones clásicas que admite
cualquier tipo de cejas. La elección de un diseño arqueado o anguloso,
depende más de la forma de los ojos, que de su óvalo simétrico.
ROSTRO CORAZÓN. También llamado de “triángulo
invertido” por presentar unos pómulos prominentes, especialmente anchos
respecto a la barbilla, requiere un diseño suavizado de las cejas, sin
picos ni ángulo pronunciado.
ROSTRO CUADRADO. Para estilizar esta morfología, que
se caracteriza por tener el mismo volumen en la mandíbula que en la
frente, se recomienda arquear las cejas, dotándolas de una forma más
triangular.
ROSTRO ALARGADO. De la misma manera que el cabello
corto le favorece por contrarrestar su estructura longitudinal, el
diseño horizontal de las cejas contribuye a acortar la percepción óptica
del óvalo alargado.

ceja_ceja_207_02204522.jpg

Tratamiento renovador de cejas M2 Brows que estimula su crecimiento, consiguiendo unas cejas más definidas, densas y expresivas.
PVP: 155 €


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.