La Confederación Empresarial de Turismo de Extremadura preocupada por el incremento de la oferta ilegal de establecimientos en la región

Comparte en redes sociales

CETEX reclama mayor vigilancia por parte del gobierno regional para combatir esta actividad, directamente relacionada con la economía sumergida

La Confederación Empresarial de Turismo de Extremadura,
CETEX, se muestra preocupada sobre los datos reflejados en los informes  del Observatorio turístico regional
presentados en el último Consejo de Turismo de Extremadura,
en los que se puede apreciar que el tipo de alojamiento más utilizado en la
región durante el periodo estival fue el denominado “alojamiento privado”.

Según este informe, el alojamiento más utilizado para
pernoctar en la región durante el tercer trimestre de 2013 ha sido el alojamiento
privado, es decir, viviendas propias o de familiares o amigos (22,6%). La
tendencia no es tan alta en otros meses analizados, aunque en cualquier caso
siempre se presenta como una de las alternativas más elegidas por quienes nos
visitan.

 

Este dato puede significar, por un lado, la creciente
importancia que tiene en la región, especialmente en los meses de verano, el
catalogado como “turismo paisano”, que hace referencia a extremeños emigrantes
que viven fuera de la región y que vienen en el período estival a pasar unos
días en sus lugares de origen.

 

Sin embargo, a la Confederación Empresarial
de Turismo “le preocupa sensiblemente que ese dato incluya, además, a aquellas
viviendas que se alquilan a los turistas de forma no regulada”, tal como lo
manifestó su presidente, José Luis Ascarza, en el seno del Consejo Regional de
Turismo.

 

Ascarza solicitó una “mayor vigilancia por parte del
gobierno regional para  combatir esta
oferta ilegal, directamente relacionada con la economía sumergida, y que tanto
daño ocasiona a las empresas legalmente constituidas, así como a la mejora de
la competitividad de Extremadura como destino turístico”.

 

De igual forma, CETEX
quiere poner la nota de atención en el alto precio que puede significar para
los clientes renunciar a las garantías que ofrece un alojamiento legalmente
establecido, que cumple con todos los requisitos en materia de normativas de
construcción, seguridad y evacuación,  seguros
de responsabilidad civil y a terceros, normativa medioambiental, registro de
viajeros, derechos de los consumidores y usuarios y todo lo exigible en materia
de calidad, en base a su clasificación oficial. 

 

Cabe recordar, por último, que este no es un problema exclusivo de la
región, sino que es una cuestión preocupante a nivel nacional, sobre la que se
están trabajando desde la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos
Turísticos, CEHAT. Según recientes declaraciones de su presidente, Joan Molas,
“hay miles y miles de camas o alojamientos no reglados, la mayoría
procedentes del mundo inmobiliario”. Molas, quien ha que ha calificado de
“escandalosa” y “descontrolada”  esta oferta ilegal, ha censurado la
“desfachatez” de “la gente que alquila sin control fiscal,
estatal, autonómico y local” y “la comercialización de productos
turísticos que no lo son”, por lo que ha instado a la administración a
“controlar” esta circunstancia


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.