SATSE denuncia que el servicio de radiodiagnóstico del San Pedro de Alcántara no tiene enfermero de guardia

Comparte en redes sociales

El Sindicato de Enfermería SATSE ha denunciado que el servicio de radiodiagnóstico del Hospital San Pedro de Alcántara de Cáceres se queda sin enfermero en los turnos de guardia, principalmente por la noche y festivos.

Esto
conlleva, según el sindicato, un peligro para los pacientes que acuden a
realizarse unas pruebas diagnósticas a los cuales se les está privando de la
prestación de los cuidados de enfermería, por la falta de personal cualificado
que pueda atender sus demandas asistenciales durante su estancia en dicho
servicio.

 

Los
pacientes que son remitidos a este servicio provienen de Urgencias y de las
unidades de hospitalización, están pendientes de un diagnóstico y expuestos a
múltiples problemas que no pueden ser atendidos por la falta de personal
enfermero.

 

 Los pacientes que acuden, trasladados por un
celador,  pueden llegar andando, en silla
de ruedas, en cama o en camilla, con suero, oxígeno, férulas de escayolas,
politraumatizados, con dolor, etc. y necesitan un control  y cuidados profesionalizados que se está
omitiendo con el consiguiente riesgo para la salud de esos pacientes.

 

 A esta circunstancia hay que sumar que para la
realización de pruebas radiodiagnósticas con contraste intravenoso no existe
personal cualificado.

 

Puesto
que el enfermero/a es el único responsable de canalizar la vía venosa, inyectar
el contraste, controlar las constantes y las posibles alergias y todas las
funciones relacionadas con el cuidado del paciente.

 

La
plantilla se ha recortado en un 30% y no se hacen contrataciones.

 

La
situación que vive el personal enfermero radiológico en esta unidad, es cada
vez más insoportable. Se sienten como el personal más mermado, desatendido y
menos sustituido.

 

Esto
desemboca en sobrecarga laboral y estrés, sin que se les de la garantía de
solucionar el problema a corto plazo. 

 

Está
en grave riesgo la calidad asistencial, y como siempre, el afectado es el
paciente, que es quien ve amenazado su 
derecho a percibir una atención de calidad por profesionales adecuados y
designados para este fin.

 

Hasta
ahora, el personal de enfermería, ha hecho todo lo que ha estado en su mano,
acudiendo a trabajar más horas de las estipuladas, doblando y sustituyéndose
unos a otros  para que no ocurriese la
circunstancia que hoy estamos denunciando. Pero todo tiene un límite y los
enfermeros/as no se pueden hacer responsables de la mala organización y gestión
del hospital.  

 

Además
hay más problemas derivados, ya que la lista de espera de Urografía e
Histerosalpingografía va en aumento por falta de personal de enfermería y por
una mala organización.

   

La
enfermería, indica el sindicato, percibe que se quiere
desprestigiar su  trabajo en este
servicio. 


Existía un trabajo en equipo de calidad, y el funcionamiento era
correcto, pero desde la llegada a la dirección de recursos humanos de dicho
área sanitaria de Álvaro Astasio, más preocupado en hacer carrera política
que en dar una buena calidad asistencial al ciudadano, está provocando que se
produzcan todas estas circunstancias aquí expuestas, siendo la situación
insostenible, con el deterioro de la calidad asistencial de todas las unidades
del hospital cacereño.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.