El PSOE califica de “escandalosa” la subida de las tasas de Ayuda a Domicilio

Comparte en redes sociales

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Cáceres ha vuelto a incidir, en el seno del Consejo Rector del IMAS, en lo que califica como subida “escandalosa” de las tasas municipales del Servicio de Ayuda a Domicilio, y han pedido una revisión de dichas tasas.

El
PSOE ha explicado que los usuarios han comenzado a abonar el recibo de agosto,
primer mes en el que aparece reflejada la subida, y en, algunos casos, se ha
observado un aumento en el recibo de hasta el 700 por ciento.

 

Usuarios
que antes abonaban 14 euros ahora abonan 84; otros que pagaban 20 han visto
aumentado el coste hasta los 150 euros.

 

Estas
subidas son “de todo punto inaceptables”, añaden, máxime cuando éste es un
servicio utilizado, en su mayoría, por personas mayores, dependientes y que
afrontan, igualmente, la subida de servicios básicos como la luz y el agua.

 

Además,
los socialistas entienden que este aumento “abusivo” de dichas tasas afecta en
mayor medida a aquellos pensionistas que reciben pensiones medias, “lo que
supone un nuevo atentado del Partido Popular a las clases medias cacereñas”.

 

Han denunciado que muchos usuarios están optando por reducir las
horas de prestación de este servicio, ante el encarecimiento del mismo. “El
equipo de gobierno popular ha convertido en un lujo lo que debería ser un
servicio público esencial para nuestros mayores”.

 

Temen
que el dinero ingresado por estas tasas, en torno a los 25.000 euros mensuales,
no revierta en la prestación de servicios para las personas más necesitadas de
Cáceres sino que pase a engrosar las arcas de la caja única del Ayuntamiento.

 

Por
ello han pedido una revisión de dichas tasas, como ya plantearon antes de la
aprobación en solitario del PP de esta subida “de forma que nuestros mayores no
estén desprotegidos y no tengan que afrontar un gasto tan excesivo como el
actual”.

 

En
el mismo Consejo, el GMS ha denunciado que el ascensor del IMAS lleva más de un
año sin funcionar, de tal forma que las personas con discapacidad no pueden
acceder a los servicios que se prestan en la planta primera del edificio.

 

Es
del todo “inadmisible” que un gobierno que presume de tener en su haber el
Premio de Accesibilidad Reina Sofía, no haya arreglado aún el ascensor del
edificio que debiera ser el buque insignia de la atención a las personas con
discapacidad.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.