LISTA DE ESPERA EN CONSULTAS

Comparte en redes sociales

Entre diciembre de 2012 y el mismo mes de 2013 la lista de espera de consultas aumentó en 4.648 personas, “lo que representa –señaló Joaquín García- un aumento porcentual de 7 puntos”.

 En concreto, se ha pasado de los 63.609 pacientes que estaban en esta lista de espera en el año 2012, a un total de 68.257 personas en diciembre de 2013, según manifestó el gerente del SES, quien añadió que “a pesar de este ligero aumento, nos encontramos con un descenso de un 6% con respecto a las cifras registradas en este mismo periodo del año 2011”.

 García destacó que “es importante señalar que la espera media de los pacientes atendidos presenta un descenso de un 2.39% con respecto a la media registrada en este mismo periodo del año 2012, pasando de 64 a 62 días” y añadió que el balance global de consultas en el año 2013 “arroja un saldo de 40.281 consultas realizadas más que en el año 2012”.

 La justificación de este crecimiento de la lista de espera en las consultas, se debe fundamentalmente al aumento de la demanda, con un crecimiento de la tasa de entrada en un 1.37 por ciento en este último semestre, con respecto al mismo periodo del año anterior, y también a que los esfuerzos realizados han ido dirigidos a aumentar la actividad de las consultas sucesivas, que han crecido un 4.3% y al mantenimiento de los tiempos medios de espera.

 Las especialidades que más suben son Otorrinolaringología y Traumatología, y los mayores descensos se producen en Cardiología, Dermatología y Urología.

 Joaquín García explicó que “los datos presentados ponen de manifiesto una contención de las listas de espera en nuestra Comunidad, fruto del trabajo de los profesionales del SES que, en los momentos actuales, siguen alcanzando mejores rendimientos de nuestros quirófanos y consultas”, “y todo ello –indicó- pese a los incrementos de demanda que nuestros servicios siguen provocando”.

 El gerente del SES destacó al respecto que “en apenas dos años, el sistema ha tenido que transformar su forma de trabajar, para poder dar respuesta a la población, dentro de las jornadas habituales de trabajo, habiendo desaparecido, prácticamente en su totalidad, todas las jornadas extraordinarias que históricamente se bonificaban por las tardes, y habiéndose contenido la derivación a centros concertados a los casos que así recoge nuestra normativa de tiempos de espera”.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.