IU : Tanto PP como PSOE tienen responsabilidad directa en la sentencia de Valdecañas

Comparte en redes sociales

Según ha explicado el diputado de la organización, Victor Casco, la Junta ahora debería acatar la sentencia y por lo tanto restituir los terrenos, sin impugnar la decisión.

Tras conocer
la resolución del Tribunal Supremo que obliga a devolver a su estado original
la Isla de Valdecañas, en los municipios cacereños de El Gordo y Berrocalejo y
darle la razón a Ecologistas en Acción y Adenex (al tratarse de un espacio
protegido de la Red Natura 2000 de protección ambiental); desde IU el diputado
Victor Casco ha recordado, ante los medios de comunicación, que su organización
en reiteradas ocasiones (en 2011 pidiendo que se retirara el PIR y solicitando
que se anulara la reforma de la Ley en defensa del proyecto urbanístico)
presentó ante
  la Asamblea de Extremadura
varias iniciativas sobre este asunto, las cuales no fueron respaldadas por
resto de la cámara quien en todo momento “se oponían” para defender un
proyecto, según ha detallado, de “especulación urbanística” frente a la
protección del medio ambiente.

Según el
diputado, tanto PP como PSOE (este último en primer lugar por ser quien
legalizó el proyecto en 2007) “tienen responsabilidad directa en lo que ha
pasado”. Por ello desde IU esperan que esas responsabilidades se depuren cuanto
antes, ya que según ha explicado “lo que no tiene sentido es que hayamos
llegado al 2014 con dos sentencias sobre la mesa que consideran ilegal lo que
hizo la Junta de Extremadura y ninguno de los responsables que tomaron aquellas
decisiones, hasta el momento, hayan dicho nada”.

Así, desde
IU han querido felicitar en primer lugar a Ecologistas en Acción y Adenex que
“con su lucha y trabajo han demostrado que tenían razón y ese proyecto era ilegal
vulnerando la legislación medioambiental de la región; demostrando ante los
tribunales que la Junta de Extremadura actuó mal”.

Por su parte
el Tribunal Superior de Justicia ratifica que el proyecto de interés regional
no tiene ninguna motivación que justifique la utilidad pública de ese proyecto
y por lo tanto, según Casco, no hay relación entre lo que se destruye y la
utilidad pública. Además que la recalificación de suelo que se hizo para
permitir construir “allí donde era imposible” no se ajusta a derecho, es decir,
que incumple la legislación. Y finalmente, según ha argumentado, ni siquiera se
hizo un estudio de impacto ambiental que conllevara otras alternativas a lo que
presentaba la promotora. “Se ha hecho un proyecto a la carta actuando en el

 

marco de la
capacidad legislativa de la Asamblea de Extremadura al servicio de los
promotores”, según ha explicado.

Con todo
ello, IU pedirá ante la Asamblea que no se recurra la sentencia ante el
constitucional, “no podemos estar ante otro cubo como el de Badajoz”, ha
detallado el diputado, quien ha matizado que la Junta ahora debería acatar la
sentencia y por lo tanto restituir los terrenos.

Finalmente,
Casco ha sentenciado que la administración ahora debería procurar que este
“fiasco” no se cargue a las espaldas de los extremeños, y por tanto que no sean
el conjunto de los ciudadanos los que paguen las “irregularidades”, “el fiasco
urbanístico, legislativo y judicial” que ambos partidos, (PP y PSOE) han estado
asumiendo.

 

 


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.