Los estudiantes con discapacidad auditiva pueden obtener el B1 en inglés en el ILM

Comparte en redes sociales

El Instituto de Lenguas Modernas de la Universidad de Extremadura desarrolla un proyecto de adaptación de los contenidos de compresión auditiva para que los estudiantes universitarios con discapacidad auditiva (hipoacusia y no usuarios de Lengua de Signos) puedan obtener el título B1 en el idioma inglés. La adaptación consistirá en grabar los “listening” en vídeo-DVD para permitir la lectura labial.

[Img #33897]

El proyecto ha sido posible gracias al
convenio de colaboración que mantiene anualmente la Unidad de Atención
al Estudiante, dependiente del Vicerrectorado de Estudiantes y Empleo,
con la Fundación Fernando Valhondo Calaff. Gracias a él, los
alumnos pueden acreditar el conocimiento de un idioma moderno para
obtener el título de Graduado en la Universidad de Extremadura

Los profesores del ILM que colaboran en la grabación de los listening son Gema  Engelmo Moriche, Riley Sorrells, Luis J. Conejero Magro, Joe Clarke, Jayne Stoelting, Encarna Pérez Pulido, Mª José García Berzosa, Penélope Orgaz Nevado y Marta Rosón Jiménez.

Gracias a esta iniciativa puesta en
marcha por la Unidad de Atención a Estudiantes de la UEx, los
estudiantes con discapacidad auditiva (hipoacusia y no usuarios de
Lengua de Signos) que presentan dificultades en el seguimiento de los
ejercicios de comprensión auditiva y la realización de los ejercicios
posteriores, pueden acceder a todos los contenidos y cuentan con las
mismas oportunidades que el resto de los compañeros.

El director de la Unidad de Atención a Estudiantes, Alberto Herrera,
ha explicado que se inició el proyecto piloto durante el curso
2012/2013. En la actualidad, tres personas se benefician de su
desarrollo. “De esta forma, todos los estudiantes de la Universidad de
Extremadura pueden acceder a los mismos contenidos y se les puede exigir
también las mismas competencias” cuenta Herrera.

El secretario del Patronato de la Fundación Fernando Valhondo Calaff, Gabriel Casati Calzada,
ha recordado la amplia relación que mantienen desde los orígenes de la
UEx. “Gracias a este proyecto, apunta, se cumple con uno de nuestros
fines fundacionales: atender a las personas con discapacidad”.

Por su parte, el vicerrector de Estudiantes y Empleo, Ciro Pérez,
ha subrayado que la Universidad de Extremadura trabaja para minimizar
las dificultades con las que se pueden encontrar los estudiantes con
discapacidad.

La Unidad de Atención a Estudiantes

La Universidad de Extremadura cuenta,
desde el curso académico 2004-2005, con la Unidad de Atención al
Estudiante dependiente del Vicerrectorado de Estudiantes y Empleo. Esta
Unidad trabaja para “Garantizar la plena inclusión en la Universidad de
los estudiantes con discapacidad y/o con necesidades educativas
especiales, garantizando la igualdad de oportunidades y procurando, en
la medida de lo posible, la adaptación de los procesos de enseñanza a
sus características y necesidades”.

Los estudiantes con discapacidad que
acceden a la Universidad de Extremadura, y lo solicitan, son atendidos
por la Unidad de Atención al Estudiante. A través de una valoración
rigurosa efectuada por los técnicos de la Unidad, se recoge toda la
información necesaria sobre el estudiante: su discapacidad, enfermedad,
situación… (todo ello justificado con la documentación e informes que
sean pertinentes en cada caso). Esta información permite conocer cuáles
son las dificultades que presentan los estudiantes y realizar las
adaptaciones individualizadas adecuadas a las necesidades educativas
reales de cada uno de ellos.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.