Aborto y PP. En defensa de los discapacitados, por Josefa Romo Garlito

Comparte en redes sociales

…La vida humana es un valor innegociable; la muerte violenta de un ser humano inocente (el aborto), un crimen horrendo…

El Ministro de Justicia ha dado un paso importante contra el aborto,
esa barbarie inhuma que degrada a quienes la realizan y a quienes la
impulsan o apoyan.  


Como madre y española, lamento que, en el PP,  se
hayan producido algunas discrepancias con el anteproyecto de ley de
“los derechos del concebido y no nacido…”, algo que chirría en un
partido que recurrió la ley salvaje actual y había prometido, con
posterior y extraordinario éxito electoral,  la defensa de la vida del
“nasciturus”.


 La vida humana es un valor innegociable; la muerte
violenta de un ser humano inocente (el aborto), un crimen horrendo.
Con razón, nos ufanamos de la defensa de los discapacitados, y,
contrariamente, resulta que se aprueban leyes que los discriminan
antes de nacer. ¡Menuda incoherencia ! 

¿ Es que hemos dejado de ser humanos? ¿Y qué pasa con los pobres niños anencefálicos? 
Son inviables y suelen ser abortados de modo natural o ser prematuros. Una
prestigiosa neonatóloga vallisoletana, me dijo hace pocos años:
“cuando un niño prematuro es anencefálico, no lo entubo, no lo fuerzo
a vivir”. ¿No es esto, lo humano y razonable? 

Como dice la doctora italiana Mantovani, “el niño anencefálico que nace, nace vivo.
 Su vida puede durar pocos minutos, una horas, unos días; a veces unas
semanas”. En algún caso raro, unos meses. Respetémoslo.

Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.