Las carreteras autonómicas registran en el último año la siniestralidad más baja de la historia

Comparte en redes sociales

Las carreteras autonómicas dependientes del Gobierno de Extremadura registraron en 2013 las cifras más bajas de la historia en víctimas mortales y heridos graves, así como en accidentes con víctimas.

El
consejero de Fomento, Vivienda, Ordenación del Territorio y Turismo, Víctor del
Moral, ha dado a conocer el balance de siniestralidad del año pasado, que se
cerró con 362 accidentes con víctimas, que causaron 19 fallecidos, 73 heridos
graves y 487 leves.

 

Del
Moral ha presidido en Mérida la reunión del Observatorio Regional de Seguridad
Vial, donde ha agradecido el esfuerzo de todos los sectores implicados
(técnicos de la Consejería de Fomento, Guardia Civil, Policía Nacional y Local,
especialistas en seguridad vial, etcétera).

 

Ha
destacado la apuesta de su departamento por la mejora de la inversión en
seguridad vial, con una inversión de 7,5 millones el año pasado en carreteras
regionales, que este ejercicio se eleva por encima de los 42 millones de euros,
incluyendo las obras en licitación y las que se sacarán a concurso durante los
próximos meses.

 

En
la reunión del Observatorio, se ha presentado el balance de seguridad vial en
las carreteras que son titularidad del Gobierno de Extremadura, cuya red
comprende 3.812 kilómetros, así como las inversiones y actuaciones que se están
desarrollando para que estas sean cada vez más seguras.

 

El
consejero ha destacado que 2013 ha sido “el año con menor siniestralidad en
Extremadura de toda la serie histórica”, tanto en accidentes con víctimas como
en accidentes mortales, fallecidos y heridos graves.

 

Todas
las cifras señaladas se reducen con respecto al año anterior: 362 accidentes
con víctimas (seis menos que en 2012), 18 accidentes mortales (uno menos), 19
fallecidos (uno menos) y 73 heridos graves (19 menos).

 

Del
Moral ha resaltado la disminución de la gravedad de los accidentes en
Extremadura, como lo demuestra la caída en la suma de víctimas graves
(fallecidos y heridos de gravedad), de los 112 de 2012 a 92 en 2013, lo que
supone un 22% menos.

 

“Lo
más importante de todo es que detrás de estas cifras, de esta reducción de la
siniestralidad, hay personas, hay familias”, ha destacado el consejero.

 

“De
la misma forma que cada fallecido en nuestras carreteras representa un drama
para sus familiares y allegados, cada víctima menos en las carreteras es todo
un logro; es una familia que esquiva el dolor. Y eso es importantísimo”, ha
recalcado.

 

MÁS COCHES, PERO MENOR
SINIESTRALIDAD

 

Además,
Del Moral ha indicado cómo la paulatina reducción de la siniestralidad se produce
de forma paralela a un incremento importante del parque de automóviles en la
región.

 

De
hecho, en seis años se ha pasado de los 579 accidentes con víctimas registrados
en 2007 (el año con mayor número), cuando había menos de 600.000 vehículos en
Extremadura, a los 362 accidentes de 2013 (el ejercicio con menos casos),
cuando ya hay más de 768.000 vehículos.

 

“En
definitiva, los accidentes con víctimas han disminuido un 37% en seis años a
pesar de haber aumentado el parque de vehículos en un 28%).

 

El
consejero también ha analizado las causas de los accidentes, que reflejan que
las salidas de vía representan el 57% del total de los siniestros (en concreto,
208 de los 362 registrados).

 

Si
se añaden los accidentes registrados por alcance (53) y fronto-laterales (52),
suponen el 87% de los accidentes con víctimas en Extremadura.

 

“Esto
nos lleva a actuar con medidas pasivas de seguridad vial para que, una vez que
se produce el accidente, la gravedad sea la menor posible”, ha apuntado el
consejero, poniendo como ejemplo medidas como suavizar las pendientes de los
terraplenes, evitar que los vehículos que se salgan de la carretera impacten
contra muros o materias rígidas, etcétera.

 

En
cuanto a los vehículos accidentados, Del Moral ha explicado que la gran mayoría
son turismos: 306, seguidos de las motos y ciclomotores (49) y las furgonetas
(27).

 

Además,
ha señalado que la cifra de accidentes con peatones casi se ha doblado (de seis
en 2012 a 11 en 2013), por lo que ha planteado la necesidad de intensificar la
concienciación tanto de estos como de los conductores, así como que los
accidentes con camiones implicados han pasado de uno a seis, mientras que las
furgonetas se han reducido (de 32 a 27) y los turismos se han mantenido en la
cifra del año anterior (306).

 

El
consejero ha considerado que la reducción de la siniestralidad no es casual,
por lo que ha reconocido la labor de todos los agentes implicados, como los
técnicos y funcionarios de la Consejería de Fomento, la Guardia Civil, la
Policía Nacional y Local, los profesionales de la seguridad activa y pasiva de
las carreteras, los servicios sanitarios, etcétera, además de la concienciación
de los propios ciudadanos.

 

Asimismo,
ha subrayado que la Consejería de Fomento ha desarrollado un intenso trabajo de
planificación y ejecución de inversiones en materia de mucha seguridad en las
carreteras.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.