EL DESPIDO

Comparte en redes sociales

María
escuchaba voces, a menudo, que le hablaban casi siempre del pasado.

Al principio
no le dio mucha importancia, pues en su familia abundaban los casos de
telepatía.

No en vano,  su tía Mari Fe presintió la muerte de su
abuelo Víctor cuando este se había embarcado para hacer las Américas y, poco
antes de naufragar, oyó que  le
reconvenía sobre lo poco que colaboraba con su abuela en las tareas domésticas.

Pero
últimamente, la misma voz le repetía, o al menos una voz muy parecida en timbre
y tono, con inusitada terquedad:  “Tú
serás la próxima”.

A los cuatro
días recibió un burofax de la empresa en que trabajaba notificándole el
despido.

 


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.