El PSOE pide al Gobierno Regional que actúe para que no haya despidos en Tragsatec

Comparte en redes sociales

El PSOE de Extremadura ha exigido al Gobierno autonómico que actúe para que no haya ni un solo despido en la región ante el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en la empresa pública Tragsatec, a la vez que ha manifestado su “contundente rechazo” a este ERE, ya que ni déficits de actividad, ni excesos de plantilla, justifican tal medida.

Asimismo,
ha recordado que esta empresa recibe anualmente del Gobierno extremeño
contratos de actividad que permiten desarrollar las políticas de sanidad
ganadera para los que la empresa dispone de una plantilla de unos 300
trabajadores en la región.

 

Para
el portavoz de Economía y Empleo del Grupo Parlamentario Socialista, Miguel
Bernal, no hay motivo alguno que justifique en la región el despido de ni un
solo trabajador, dado que la actividad se sigue realizando y la financiación
pública para la misma sigue siendo aportada desde el Gobierno regional.

 

La
intención de la empresa de despedir entre un 10 por ciento y un 25 por ciento
de su plantilla en la comunidad autónoma supondría además, según los
socialistas, “un grave quebranto para sus trabajadores, el serio deterioro de
las políticas de sanidad animal en la región, con las graves consecuencias que
ello tendría sobre la cabaña ganadera extremeña y su aportación a la riqueza y
el empleo regional”.

 

 Para Bernal la decisión de los despidos es
“incomprensible” y los motivos aducidos “absurdos”, al
tiempo que ha considerado que el procedimiento seguido para determinar quién se
va y quién se queda en la empresa responde a criterios “unilaterales y
opacos, propios del más rancio caciquismo”.

 

Del
mismo modo, ha asegurado que en Extremadura Tragsatec tiene
“garantizada” la actividad con cargo a fondos públicos y una
plantilla “adaptada en cantidad y calidad” a dicha actividad, a pesar
de ello, es la comunidad que encabeza el “triste” ránking de despidos
previstos, mientras otras comunidades como Madrid “apenas se ve afectada
por los mismos”.

 

Según
Miguel Bernal, la política de la empresa pretende “maximizar beneficios a
costa del dinero de los extremeños”, y práctica para ello una política
“discriminatoria para las mujeres de su plantilla y el personal de más
edad”.

 

Por
todo ello, el PSOE de Extremadura exige a la Administración autonómica que
“con carácter inmediato” ejerza “su influencia” sobre esta
empresa pública, “paralizando el proceso de despidos” en la región, y
“preservando con ello la sanidad” de la cabaña ganadera y el empleo
de Tragsatec en Extremadura.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.